Por haber organizado a la gente en la década de los años 90 para que no pagaran sus recibos de consumo de luz en protesta por los altos costos, el diario Reforma asegura que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) es el causante de la mega deuda que tiene actualmente la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Este miércoles, el rotativo publicó en su primera plana y sin firma, un encabezado que pretende culpar a AMLO por hechos que ocurrieron hace 25 años: ‘Premian a Tabasco ¡por no pagar luz!’. Esto, luego de que el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, anunciara el programa ‘Adiós a tu deuda’, que ha establecido en convenio con la CFE.

“Se trata de terminar con un justo y añejo reclamo. Se le pone punto final al adeudo de más de 11 mil millones de pesos que durante décadas los tabasqueños hemos sostenido con la CFE”, dijo el martes pasado el gobernador de esa entidad, Adán Augusto López Hernández.

Andrés Manuel López Obrador, 30 años de lucha. Foto: Tomás Rivas

Al diario Reforma no le pareció esa decisión y con la ayuda de recortes de su hemeroteca retomó el suceso para denostar al presidente de México.

“Ahora, el Gobierno que encabeza como Presidente de la República condonó el pago de 11 mil millones de pesos acumulados en ese cuarto de siglo a unos 500 mil tabasqueños rebeldes”, fustiga el impreso de circulación nacional.

Lo que no dice el diario es que Tabasco es una de las entidades más olvidadas del país. En el 2015, López Obrador presentó su libro El poder en el trópico, en el teatro “Esperanza Iris” de esa ciudad.

La crónica de ese evento la narró el periodista Jaime Avilés en este mismo espacio de Polemón.

En ese lugar, el ahora presidente de México, recordó que  Tabasco recibía del gobierno federal una aportación anual de 95 mil millones de pesos (mmdp), en tanto la del estado de México era de 50 mmdp.

No obstante, esa ecuación se invirtió y actualmente el estado de México recibe más de 200 mmdp y Tabasco 40.

Pese a esa información, para el diario Reforma no es suficiente cuestionar la exención del cobro, también critica las formas de protesta de Andrés Manuel, —a las que se han sumado miles de personas para inconformarse por actos que consideran injustos— caracterizadas por marchas, plantones, bloqueos y actos de resistencia civil, insinuando que el “estilo” del presidente es conflictivo.

“Fue un estilo de vida, de protesta, reanimada en febrero de 1996, cuando miles de campesinos, indígenas y pescadores volvieron a bloquear los accesos a los pozos petroleros demandando indemnización de Pemex por el daño a sus tierras con la explotación del petróleo”.

Sin embargo Reforma no fue el único crítico de la exención del cobro de energía eléctrica a los tabasqueños, el director editorial de Excélsior, Pascal Beltrán del Río, mediante su cuenta de Twitter, incluso comparó esa acción con el robo de combustible de los ductos de Pemex.

Estas publicaciones ocurren a cuatro meses de que López Obrador anunciara que se haría una investigación de los contratos adjudicados por la CFE en anteriores gobiernos.

Actualmente el 50% de la energía que consumen los mexicanos ya no la genera la CFE. La mayoría de contratos celebrados durante los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto generaron que la empresa se endeudara para ceder prácticamente la mitad de su producción.

Felipe Calderón en uno de los onomásticos de la CFE. Foto: Especial.

Todo llegó al punto de que México representa más del 50% de las ganancias globales de empresas como Iberdrola, en donde Felipe Calderón trabajó como miembro independiente del consejo de administración después de abajandor el cargo de presidente de la República.