El periódico Reforma hoy publicó como nota principal que “revivió” el Estado Mayor Presidencial (EMP). En el primer párrafo de diha nota, afirma: “El Gobierno federal revivió al Estado Mayor Presidencia para cuidar al ex Presidente de Bolivia, Evo Morales”.

Según Reforma, este “renacer” del EMP fue porque 15 elementos, “entre ellos uno de los asistentes del ex Presidente Enrique Peña Nieto”, resguardaron a Morales.

Con esta información, lo que Reforma pretende es mostrar una supuesta “promesa no cumplida” de Andrés Manuel López Obrador, quien desde el primer día de su gestión desapareció al Estado Mayor Presidencial.

Reforma, para afirmar que “revivió” el EMP, Reforma aduce que lo consultó con “fuentes militares” las cuales le dijeron que esos elementos  “están adscritos al Segundo Batallón de Servicios Especiales de la Secretaría de Defensa”.

El diario indicó que ese agrupamiento “se dedica a cuidar a algunos secretarios, funcionarios públicos o sus familias, así como visitantes extranjeros”.

Ahora bien, que estos elementos del EMP hayan sido traslados de dicho Estado a un batallón de la Secretaría de la Defensa, no indica, por ningún motivo, que el EMP esté vigente aún. Significa que no se despidió a los integrantes de este cuerpo, y que, por su experiencia, prestan servicios (cuando se precisa) de resguardo de personas que así lo requieren.

Además, otra cuestión es que el EMP recibía al año un presupuesto de 624 millones, es decir, 52. Esto ya no se gasta.

Y lo más importante: el EMP resguardaba sólo al Presidente. A él y a nadie más. Hoy no lo hace. Y que elementos de éste se sigan encargando de labores de seguridad (para lo cual fueron entrenados y actividad donde poseen experiencia) no significa que el EMP continúe vivo.

Así pues, Reforma miente al afirmar que revivió este cuerpo que se encargaba de cuidar al Presidente en turno.