Luego del fallecimiento de la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, y el senador Rafael Moreno Valle en un accidente aéreo, el gobierno de Puebla se quedó sin titular del Poder Ejecutivo.

Ante esta situación, la Constitución Política de Puebla contempla en su artículo 57, fracciones XVII y XVIII que es facultad del Poder Legislativo nombrar a la persona que ocupará el cargo de  gobernador de manera interina hasta la celebración de nuevas elecciones.

“Elegir con el carácter de interino al ciudadano que deba sustituir al Gobernador de elección popular directa, en sus faltas temporales, o en su falta absoluta, si ésta acaeciere en los dos primeros años del período constitucional” es lo que dice la constitución estatal sobre las facultades del Congreso.

La constitución también establece que cuando se designe al gobernador interino no deberán pasar más de cinco meses para que se realice la elección. 

“Esta convocatoria debe expedirse dentro de los diez días siguientes a la designación de Gobernador Interino, y entre su fecha y la que se señale para verificar la elección ha de mediar un plazo no menor de tres meses ni mayor de cinco. El Gobernador electo tomará posesión diez días después del escrutinio, cómputo y declaración que se haga en términos de Ley”.

En una conferencia, el vocero del gobierno de Puebla, Max Cortázar, desmintió que en el accidente aéreo haya muerto Jesús Rodríguez Almeida, quien es el secretario General de Gobierno, la segunda posición política más importante del estado.

Por este motivo, Rodríguez Almeida será quien ocupe el cargo de gobernador interino y convoque a elecciones en un plazo no menor a tres meses y no mayor a 5 meses.

Martha Érika Alonso había tomado posesión como gobernadora del Estado de Pueblo apenas hacía 8 días, luego de un proceso electoral en el cual resultó ganadora pese a los cuestionamientos y las acusaciones de haber realizado un gran fraude electoral.