El problema que origina el desabasto

En varias entidades del país se ha reportado desabasto de gasolina. Esta cuestión tiene que ver con un solo motivo: la lucha que desde el Gobierno Federal se está dando contra el robo de combustible.

El hurto de gasolina (o también denominado huachicol) es una práctica extendida en todo el país. Generalmente se hace de los ductos que Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene. Ahí se “ordeña” la gasolina y ésta se distribuye tanto en un sistema ilegal de expendios como en gasolineras oficiales y legalmente establecidas.

La profesora y periodista Ana Lilia Pérez, en su libro Pemex Rip. Vida y asesinato de la principal empresa mexicana, señala que en muchas entidades, con el amparo de gobiernos cómplices y en colaboración con alcaldes y gasolineros, “se suministraba los hidrocarburos huchicoleados a las propias franquicias oficiales”.

La periodista afirma que en el gran negocio de robo de gasolinas existe complicidad entre  bandas delictivas y el personal de Pemex, lo cual “facilitan los robos en sus diversas modalidades y la posterior comercialización de lo hurtado”.

Según la propia Ana Lilia Pérez, en 2016 existían 6 mil 873 tomas clandestinas en 25 de las 32 entidades federativas del país. Sobre el costo del combustible robado, mencionaba: “Respecto a los precios de los hidrocarburos robados, en todo México son similares: al menudo, cinco pesos el litro de gasolina o Diesel si es huachicoleado y nueve pesos si no está rebajado. El contenido entero de una pipa comprada a delincuentes cuesta, en promedio, 50% menos que el de una adquirida a Pemex”.

Imagen de toma clandestina de ducto de Pemex.

Algunos empresarios de gasolineras han indicado que hay organizaciones de delictivas que, incluso, los obligan a comprar su combustible. Así lo dio a conocer en 2014 en una entrevista con Reporte Índigo el presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), Pablo González Córdova, quien indicó:

Ahí (en Jalisco) es donde todas estas gasolineras están también sujetas a la presión de la delincuencia organizada, venden el producto forzados: ‘o vendes mi producto o te entrego la cabeza de…’ El sistema es: bajan el producto y si no lo aceptas ya sabes a qué [te atienes], lo tienes que pagar el día que ellos quieren, hay muchas, algunas estaciones por ejemplo que ya están intervenidas por los grupos delincuenciales […] si no lo vendes, pelas. Muchos están obligados, hay gente que su gasolinera ya la manejan los extraños, la delincuencia, ya no se pueden parar en sus empresas […] es muy dramático lo que está pasando en Jalisco de que en todos los pueblos, en Los Altos, en la costa, en el Norte, la delincuencia está creciendo en vender su producto.

¿Por qué hay desabasto?

Ayer, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que para combatir el robo de gasolina, se decidió cerrar algunos ductos, y que el traslado de la gasolina, para obtener de momento un mayor control, se haría por pipas.

Esto, argumentó, estaba retrasando la llegada del combustible a ciertas entidades y por ello se estaba generando desabasto.

Como se están dando estos cambios, puede ser que haya en algunos puntos desabasto, pero se está atendiendo, y pido a los ciudadanos la comprensión y el apoyo, porque necesitamos resolver este problema [el robo de gasolina], entre todos. Estamos procurando que se resuelva pronto.

Aseguró que pronto habría abasto y se restablecería el expendio de gasolina con normalidad.

Pidió a la ciudadanía y a los empresarios

que nos ayuden todos a no comprar nada robado, en ese caso combustibles, a los ciudadanos, a las empresas, porque se daba el caso de que las empresas constructoras se abastecían de gasolina o de Diesel robado. Hay casos, pues, que se conocen, que son casi de dominio públicos. Entonces, pedirle a todos que ya, nadie compre gasolina o combustible robado, que todos nos portemos bien, que todos ayudemos.

El robo de combustible es un gran negocio. Según datos oficiales, en 2018 significó más de 66 mil millones de pesos. Este robo, evidentemente, lo realizaban bandas criminales con la complicidad, apoyo y dirección de mucha gente dentro de Pemex. Y eso es lo que ahora se está combatiendo.

Además de cerrar ciertos ductos, se ha asegurad gasolina robada. Solamente en los últimos 16 días fueron asegurados 261 mil litros de combustible en cinco entidades. En Jalisco, estado donde se ha dado en las últimas horas un mayor desabasto, se aseguraron el 50% de esos 261 mil litros.