Rosario Robles, extitular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto y, recientemente vinculada a proceso por “La Estafa Maestra”, presentó una demanda de amparo para que le descongelen sus cuentas bancarias luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) solicitara el bloqueo.

Fue el viernes pasado cuando la jueza Décimo Segunda del Distrito en Materia Administrativa, Blanca Lobo Domínguez, dio la orden a la defensa de Robles de aclarar cuál es el acto que reclama a cada una de las autoridades responsables.

La solicitud de amparo fue realizada el pasado 14 de agosto, un día después de que Robles ingresara al penal de Santa Martha acusada del indebido ejercicio del servicio público, por el presunto desvío de 5 mil 73 millones de pesos durante su periodo al frente de Sedesol y Sedatu.

Rosario Robles durante su audiencia el pasado 8 de agosto. Foto: Twitter.

Las cuentas fueron bloqueadas a inicios de la semana pasada y no se ha dado a conocer el saldo actualizado de las mismas o las instituciones financieras en las que están abiertas.

No obstante, su declaración patrimonial presentada a finales de 2018 reveló que tenía un millón 800 mil pesos del seguro de separación y 180 mil 517 pesos en una de sus dos cuentas.

También reveló que tenía joyas, pinturas, muebles y menaje de la casa con valor de 1.2 millones de pesos, así como deudas por 95 mil pesos en dos tarjetas de crédito.

También se ampara para no presentar pruebas

En la audiencia en su contra, la ex funcionaria también fue llamada a presentar las pruebas que acreditaran que José Antonio Meade fue informado de las irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Sedesol.

Sin embargo, el Juez Décimo de Distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México, Patricio Leopoldo Vargas Alarcón, concedió a Robles la suspensión provisional de la entrega del documento.

Ahora será hasta el próximo viernes 23 de agosto cuando se celebre la audiencia incidental en la que se defina si se concede o no la suspensión definitiva contra dicho requerimiento.

Según lo declarado, Meade estuvo al tanto de las observaciones mediante el anexo 21, es decir páginas 630 a 633 del acta de entrega recepción del 26 de agosto de 2015.

La mención de este documento hizo que la Fiscal Mónica Martell pidiera al juez que autorizara abrir una investigación contra Robles por la obtención ilícita del mismo.

“Existe la presunción legal de que los obtuvieron de manera ilícita, sí deben acreditar la forma en que fueron obtenidos, queda a la valoración de la Fiscalía si investiga su obtención”, indicó el Juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna la madrugada del miércoles pasado.