Ayer, durante su rueda de prensa, el Andrés Manuel López Obrador celebró que el Senado de la República hubiera aprobado una iniciativa enviada por su administración para reformar el artículo 108 de la Constitución, para que el Presidente de México pueda ser juzgado cuando esté en funciones. El mandatario pidió que como la reforma pasaría a la Cámara de Diputados para ser ahí aprobada, los legisladores incluyan no solamente al Presidente, sino también a los gobernadores.

El mandatario mencionó que la reforma era muy importante, pues con ella se ataca el “cáncer de México”, es decir, la corrupción.

La reforma al artículo 108 contempla que el Presidente pueda ser juzgado en funciones por delitos electorales, de corrupción, robo de combustible, etcétera.

Andrés Manuel indicó que esa reforma era un gran avance, e indicó:

Los senadores agregaron a nuestra iniciativa que también debe juzgarse en funciones a legisladores, y como esta reforma va a la Cámara de Diputados, ojalá y se agregue que también podrán ser juzgados de esta forma los gobernadores de los estados y que se acabe la corrupción y la impunidad.