Por: Sergio Hernández Márquez (@sergio2hm)

22 de junio de 2017.- Enrique Peña Nieto, advirtió que la Procuraduría General de la República va a investigar el origen de quienes señalan que el Gobierno Federal espía a periodistas y defensores de derechos humanos.

Aseguró que nadie de la presuntas víctimas puede evidenciar que su vida se haya visto afectada por esas supuestas intervenciones.

“Espero que la Procuraduría General de la República con celeridad pueda deslindar responsabilidades y espero al amparo de la ley pueda aplicarse contra aquellos que han levantado estos falsos señalamientos contra el Gobierno”, advirtió.

Estas expresiones se dieron en Lagos de Moreno, en el marco de un evento para inaugurar un parque industrial.

Peña Nieto confesó que hasta él se ha sentido espiado y que cuida sus palabras al hablar por teléfono.

“Resulta muy fácil señalar y apuntar, resulta muy fácil convocar para que se señale al Gobierno como alguien que espía o como una entidad que espía. Nada más falso que eso porque ninguna de las personas que se sienta agraviada puede afirmar o mostrar o evidenciar siquiera que su vida se haya visto afectada, lastimada por esas supuestas intervenciones y por ese supuesto espionaje”, señaló el Presidente de la República.

“Somos una sociedad que las más de las veces nos sentimos espiados. Yo mismo como Presidente de la República a veces recibo mensajes cuya fuente u origen desconozco pero procuro en todo caso ser cuidadoso en lo que hablo telefónicamente. No faltará quien, o que alguna vez exhiban una conversación mía; ya ha ocurrido, ya ha pasado, pero nada más falso y nada más fácil que señalar a un gobierno que se dedique a esta actividad”.

Enrique Peña Nieto en Lagos de Moreno. Foto: Especial

El mandatario dijo en su discurso que su gobierno ha sido tolerante con las voces críticas, y que las instrucciones a la PGR son para que investiguen con celeridad y prontitud las denuncias hechas por espionaje y así “determinar cual es el origen y la fuente de dichas afirmaciones, de dichos señalamientos”.

“Nadie puede señalar o advertir que este gobierno no haya tolerado, haya sido condescendiente, haya aceptado y haya reconocido que la crítica enriquece el actuar de mi gobierno, por eso somos un gobierno que condenamos de manera categórica cualquier intervención que se tenga en la vida privada de quienes son activistas y de cualquier persona”.

“No cabe intervenir de manera ilegal la vida privada de ningún ciudadano; eso no cabe en una democracia como la que vivimos en nuestro país y este es un gobierno que actúa por convicción”.

El lunes 19 de junio el diario The New York Times publicó un reportaje en el que documenta como activistas de derechos humanos, periodistas y hasta abogados de víctimas de la violencia en México han sido espiados por un programa llamado Pegasus que se vende exclusivamente a gobiernos por parte de una empresa israelí.

El Gobierno de México compró ese programa informático que se inserta en dispositivos móviles para acceder a todo lo que se tenga en el aparato, incluso controlar la cámara y el micrófono.

Enrique Peña Nieto en Lagos de Moreno. Foto: Especial

Que sí tienen equipo de espionaje

Enrique Peña Nieto aceptó que su gobierno cuenta con equipo para “mantener la seguridad interna del país”, sin asumir en ningún momento que sea para espiar.

“Todo el equipamiento, toda la tecnología que efectivamente tiene el Gobierno y que ha adquirido es para mantener la seguridad interna del país, es para combatir al crimen organizado; es para generar condiciones de seguridad para los mexicanos”, expresó.

“Esa es la utilidad y ese es el empleo de la tecnología que tienen definitivamente distintas instituciones encargadas de la seguridad de nuestro país”.