Aún cuando Enrique Peña Nieto parece relajado, viajando por el mundo con su novia Tania Ruiz, fuentes cercanas al ex mandatario, aseguran que sí está preocupado por los señalamientos en su contra.

Las fuentes revelaron a Eje Central que Peña Nieto ya se ha reunido con varios amigos abogados para ver cuánto cobrarían por sus servicios y, eventualmente, por una defensa legal en materia penal.

Enrique Peña Nieto. Foto: Especial

No obstante, hasta ahora no se ha concretado ningún acuerdo, ya que se encuentra escuchando las opiniones de sus ex colaboradores y analizando cómo evolucionan las cosas sobre las investigaciones.

Entre los procesos que hay en contra de sus ex colaboradores destaca el caso contra Rosario Robles, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, que actualmente está recluida en el penal de Santa Martha Acatitla por el indebido ejercicio del servicio público.

Se le acusa de presuntamente haber participado en el caso de la Estafa Maestra durante el sexenio del priísta.

También destaca el caso contra Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos, quien se encuentra prófugo de la justicia por delitos de asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita durante su administración.

Debido a la compra que Pemex hizo en 2014 a Agro Nitrogenados, Peña Nieto es involucrado directamente, por lo que incluso se ha solicitado que sea citado a declarar personalmente.

Emilio Lozoya y Enrique Peña Nieto. Foto: Especial