Para demostrar que ellos son la verdadera y única oposición, un grupo de panistas planean sabotear el próximo sábado  en el recinto de San Lázaro, la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador  como Presidente de México.

De acuerdo con el periodista de Proceso, Álvaro Delgado, el recién nombrado presidente del PAN, Marko Cortés, es quien está detrás de la organización de una “sonora protesta” en la toma de AMLO, con mantas, pancartas, gritos e interpelaciones.

Uno de los motivos por los cuales los panistan pretenden protestar este sábado cuando Enrique Peña Nieto le entregue la banda presidencial a López Obrador, es porque según ellos, han sido maltratados durante la actual legislatura por el Grupo Parlamentario de Morena, a cargo de Mario Delgado y desde su óptica tampoco ha sido respetada la autonomía del Poder Legislativo.

Diputados del PAN en el Congreso de la Unión. Foto. Especial

Silvia Garfias, quien es legisladora por el PAN, así amenazó: “Si nosotros seguimos observando que no se respeta la autonomía, que no se toma en cuenta al grupo parlamentario que es segunda fuerza en el Congreso, y a los ciudadanos que no votaron por ellos, lo haremos sentir”.

Otra de las razones por las que es casi un hecho que los panistas alcen la voz es la visita del Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Desde que el mandatario venezolano anunció que estaría presente en la toma de protesta de López Obrador, los panistas no han dejado de pronunciarse en contra de su visita a México.

Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela. Foto: Especial

Tan es así que según la diputada panista Silvia Garfias, si Nicolás Maduro pone un pie en San Lázaro, protestarán enérgicamente.

“Si ese dictador se atreve a pisar las instalaciones de la Cámara de Diputados tenga por seguro que vamos a protestar. No vamos a aceptar a quien ha afectado a millones de venezolanos”, indicó la panista.

Enrique Ochoa Reza, diputado del PRI. Foto: Especial

Priistas protestarían sólo si tocan a EPN

Si los diputados de Morena se lanzan contra Enrique Peña Nieto el día de la toma de posesión de López Obrador, el pequeño grupo de diputados priistas protestaría en contra del tabasqueño al momento en que reciba la banda presidencial.

Ese podría ser el detonante que provocaría una reacción de protesta por parte de los legisladores del PRI, según Enrique Ochoa Reza, ex presidente de ese partido y ahora integrante de su mini bancada en el Congreso de la Unión.

“Los priistas vamos a ser tan respetuosos con Andrés Manuel López Obrador, como esperamos que respeten a Enrique Peña Nieto. El respeto hacia la institución presidencial cubre al presidente que inicia como al que lo termina”, indicó Ochoa Reza.