El oro en posesión de México podría revitalizar la economía, pero hay un inconveniente: se encuentra guardado en bóvedas del extranjero.

De acuerdo con una investigación del economista Guillermo Barba, las reservas de oro con las que cuenta el país están en manos extranjeras. El Banco de México (Banxico) tiene con aproximadamente 120 toneladas de este metal, pero el 99.37 por ciento se localiza en la bóveda del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés).

Sólo el 0.63 por ciento restante, —equivalente a 24 mil 502 onzas—, está bajo el cuidado del organismo que encabeza Alejandro Díaz de León, y otras 15 onzas de oro se ubican en la Reserva Federal de Nueva York.

De la totalidad del oro que se encuentra resguardado en territorio nacional, 12 mil 520 onzas están en forma de moneda y 11 mil 982 en lingotes.

“El riesgo de no tener el oro físico en la bóveda de Banxico es que nos incumplan con la entrega del mismo”, dijo Barba al portal Reporte Índigo.

Pepitas de oro en estado puro. Foto: Especial.

El economista, quien también es editor del boletín de inversiones Top Money Report, señala que las reservas son activos financieros que el banco central invierte en el exterior y que pueden ser fácilmente convertidos en medios de pago; pueden ser oro y monedas extranjeras con gran poder de liquidez, las cuales son ampliamente vendibles y aceptadas en todo el mundo, como el dólar, euro, libra esterlina, franco suizo, yuan chino, entre otros.

Este ahorro da una señal de confianza a los acreedores e inversionistas internacionales de que México tiene con qué hacer frente a sus compromisos de pago y a los flujos de capital que se presenten en el mercado internacional.

Sin embargo, al encontrarse en la bóveda de otro país, se convierten en un pasivo.

“Si tuviéramos ese oro en el sótano del banco central de México, ese metal no sería pasivo de nadie más”, dijo Barba a Reporte Índigo.

Oro en estado puro. Foto: Reuters

El oro de México se encuentra en Londres por dos razones: la primera es que fue adquirido en Inglaterra y la segunda porque la capital inglesa es conocida por guardar el oro de grandes consorcios y bancos centrales.

El editor del boletín de inversiones Top Money Report sugiere que el actual gobernador de Banxico debería sumarse a otros países como Alemania, Hungría o Turquía que importaron todo, o parte de su oro a territorio propio.

Tan sólo en el 2017, Banxico pagó por los servicios de custodia de su oro, un monto aproximado de 115 mil 322 libras esterlinas (cerca de 3 millones de pesos). El oro de México depositado en sótanos extranjeros, representa menos del 3 por ciento del total de las reservas internacionales del país, cifra que se ubica muy debajo de lo reportado por otros bancos centrales.

Estados Unidos encabeza la lista de los países con la mayor cantidad de oro a nivel mundial. Datos del Consejo Mundial del Oro (World Gold Council) muestran que en sus bóvedas alberga 8 mil 133 toneladas, que equivale al 75.3 por ciento del total de sus reservas internacionales.

Le sigue Alemania, con 3 mil 371 toneladas, equiparable a 70.5 por ciento de su reserva total, y en tercera posición se ubica Italia, con 2 mil 451 toneladas, que representa 67.5 por ciento de sus reservas.

En días pasados trascendió que el ‘tesoro monetario’ del país podía ser utilizado para financiar el crecimiento del país durante la siguiente administración, sin embargo, Carlos Urzúa, futuro secretario de Hacienda, declaró que esto es casi imposible, debido a que el uso de estos recursos depende sólo de Banxico.

Aunque en la actualidad el oro está desmonetizado, continúa siendo el eje del sistema monetario internacional gracias a su liquidez.