Ayer, lamentablemente, falleció la primera persona víctima del Covid-19. Padecía diabetes. Trascendió que había acudido a un concierto en Palacio de los Deportes el 3 de marzo pasado, y que pudo ahí contagiar a más personas o él contagiarse.

Este hecho, que era esperado porque la pandemia del coronavirus produce en ciertos casos muerte, fue usado por los opositores a Andrés Manuel López Obrador para culpar a la actual administración de “no hacer las cosas bien”. Pero, especialmente, para mostrar que la gente está “arrepentida” de haber votado por él

Esta estrategia se planteó a partir de dos ejes: el tuit de un “arrepentido” de haber votado por AMLO y del primer fallecimiento de la primera persona infectada en el país.

El tuit del “arrepentido” fue desde el perfil de Chema Martínez, quien se describe como profesional de los medios de comunicación.

El autor de este tuit, en enero de este año, dio de baja unas semanas su cuenta de Twitter. Y es que estuvo involucrado en una agresión a una mujer porque no aceptó platicar o salir con él.

Esto lo dio a conocer la propia chica (llamada Cam Martínez en Twitter), y para probarlo difundió las capturas de pantalla de los mensaje de enojo que Chema le mandó, donde además de agredirla, criticaba a quienes simpatizaban con AMLO.

A partir del tuit de este “arrepentido”, y aprovechando la muerte de la primera persona por coronavirus, se echó a andar la etiqueta #NoEsUnHonorEstarConObrador, donde además se realizaron críticas a Andrés Manuel López Obrador, y prácticamente se culpabilizó a la actual administración de la primera víctima mortal del coronavirus en el país.

Aquí unos ejemplos de esta campaña que fue, preponderantemente, llevado a cabo por robots cibernéticos, y donde se ve a la decenas de “arrepentidos” copiando prácticamente toda la estructura del tuit de Chema Martínez