Podrá faltar la salud, ¡pero no la cerveza! O al menos así pareció anteayer en Nuevo León, luego que  que el gobernador de dicha entidad, Jaime Rodríguez “El Bronco”, anunciara la suspensión de la distribución de dicha bebida y barajara una posible prohibición de la venta.

Los pobladores de Nuevo León entendieron que era un hecho la ley seca, y se apresuraron a surtirse masivamente de cervezas.

Durante las primeras horas del miércoles, comenzaron los rumores que avisaban un paro en la producción y distribución por parte de cerveceras de aquella entidad.

Por ello, los regiomontanos decidieron preparase, salieron a las calles y llenaron diversos expendios y supermercados donde se adquiere esta bebida.

Tanta fue la demanda de estos productos que algunos supermercados registraron escasez.

Así, pudieron verse automóviles repletos de cajas de cerveza y hubo quien declaró que estaba comprando grandes cantidades de esta bebida, pues quería estar preparado para todo el mes y así “evitar salir de casa”.

No hay Ley seca por ahora: el Bronco

Jaime Rodríguez “El Bronco” desmintió que hubiera decretado una Ley seca. En entrevista con Televisa, afirmó que “Espero que la sociedad me lo entienda acá en Nuevo León. No lo vamos a hacer así como Ley Seca, no se trata de hacer la Ley Seca; no está prohibida la venta, nadie lo ha prohibido”.

Dio a entender que quienes corrieron el rumor de que habría Ley Seca fueron los propios distribuidores, que querían sólo vender más su producto.

La raza ayer se volcó a comprarla, bueno, pues ya la compraron, ya vendieron, ya se beneficiaron los que la venden, y ojalá esos que la venden se surtan de frijol, y de leche, y harina, y de papel del baño, para que tengan en existencia y eso ayude a que no tengamos desabasto”.

Hasta ahora, dijo El Bronco, no hay Ley Seca en Nuevo León, pero no lo descarta, pues ha asegurado que si en casa hay alcohol, se puede desencadenar violencia en estos días de cuarentena.