A partir del 20 de octubre y hasta el 26 del mismo mes, las gasolinas Magna y Premium subirán de precio debido a una carga mayor del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS).

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que la cuota para la gasolina Magna subirá 82 centavos más por litro de lo que se paga hoy, el incremento para la gasolina Premium será de 80 centavos, la subida para la cuota del diésel será de 48 centavos.

Así, cada litro de gasolina Magna costará 3.26 pesos, lo que equivale a un 33.6% más cara, mientras que la Premium tendrá un precio de 3.55 pesos por litro, es decir un 29.5% más cara y el litro de diésel costará 2.66 pesos, un 22.5% más de lo que se pagaba por este combustible la semana pasada.

Todos los viernes, la Secretaría de Hacienda determina y publica en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los montos de las cuotas del IEPS que se cobra por cada litro de gasolina y diésel.

Este año según lo programado, la cuota máxima que se puede aplicar bajo estos parámetros es de 4.59 pesos por litro de Magna, de 3.88 por litro de Premium y de 5.04 pesos por litro de diésel.

A inicios del sexenio de Peña Nieto, el litro de la gasolina regular costaba 10.81 pesos, con lo cual, los conductores de un auto compacto llenaban el tanque con cerca de 432 pesos.

Hacienda niega gasolinazo

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) rechazó que los cambios a las tasas del IEPS para las gasolinas y el diésel sean el motivo por el cual aumentará el precio de los combustibles a los consumidores.

En un comunicado de prensa, Hacienda señaló que la reducción en el estímulo del gobierno a la tasa del IEPS obedece a las reducciones en los precios internacionales que se toman como referencia en la última semana.

“Es precisamente gracias a estos ajustes en el estímulo que los precios al público continuarán moviéndose de manera ordenada, como ha sucedido desde que se aplica el mecanismo de estímulos al IEPS” expuso Hacienda.

La dependencia federal asegura que el precio al que Petróleos Mexicanos (Pemex) vende los combustibles a las estaciones de servicio no cambiará más que en centavos e inclusive esto podría bajar, por ese motivo le echó la culpa a los gasolineros de cualquier cambio en el precio final, pues sería un abuso para los consumidores.

¿Cómo se decide el precio de la gasolina?

La Secretaría de Hacienda tiene un estímulo con el cual intenta reducir el impacto del IEPS sobre el precio final de los combustibles. Sin embargo, para la semana próxima este subsidio será menor, lo que encarecerá las gasolinas.

Hacienda ajusta la cuota del IEPS cuando los precios del petróleo en el mercado internacional y de la gasolina que importa México de Estados Unidos sube. Lo hace con el fin de que el precio no sea tan marcado por la carga de los impuestos.

Cuando la dependencia federal disminuye las cuotas del IEPS hay una menor recaudación de impuestos, por ese motivo cada vez que el precio de los energéticos baja, las autoridades hacendarias determinan subir la cuota del IEPS y recuperar los ingresos perdidos en la temporada de gasolinas a precios altos, de acuerdo con información del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Esta práctica se lleva a cabo desde el año pasado y fue bautizada por el entonces titular de Hacienda, José Antonio Meade, como una “suavización”.

El miércoles, después de un mes de alzas, el precio del petróleo West Texas Intermediate bajó  un 3%, y se colocó en 69.75 dólares por barril,  lo que afectó el cálculo, pues este precio es  una referencia para la gasolina que México importa de Estados Unidos.

Aunado a la anterior, tras la reforma energética de Peña Nieto, son cuatro los factores que determinan el costo final de la gasolina:

Impuestos (IEPS e IVA): El Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios, es un gravamen que se paga por la producción de diferentes productos como la gasolina, el licor, la cerveza y el tabaco.

En el caso de la gasolina, las empresas expendedoras cobran este impuesto a sus clientes, por lo que es un factor que determina el costo final, aunado con los demás impuestos que debe pagar cualquier empresa en México.

Referencia Internacional: Cuatro de cada 10 barriles de petróleo en el país se importan de otros lugares, por lo que el precio que se oferta en el mercado internacional afecta directamente a la producción de gasolina en México.

De la misma forma impacta la fluctuación del dólar en comparación con el peso, ya que la compra de petróleo se hace en dólares. Es decir, si el precio de importación es mayor, todo el proceso incrementa también su costo.

Transporte y distribución por región: Es el gasto que realiza cada empresa expendedora para la distribución de la gasolina que compra de Pemex para la venta a los ciudadanos.

El costo final que tendrán los litros de combustible tendrán que ver con el gasto en este proceso de transportación.

Margen comercial de menudeo: El margen comercial es el margen que hay entre el costo del producto, en este caso la gasolina, que compran directamente con el proveedor, que es Pemex y el costo final que pone el empresario para el usuario o consumidor.

Lo que significa que cada expendedora valorará el costo que tuvo para adquirir la gasolina, y determinará cuánto de eso le cobra al consumidor al venderle el combustible. Esto es básicamente la liberación de la gasolina.