El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se dijo contento porque, en el Senado de la República, le hayan rechazado por segunda ocasión sus propuesta para integrar la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Y es que el mandatario vio en ello un buen signo, donde se evidencia un verdadero estado de derecho, donde la democracia sí se ejerce y el Legislativo no está subordinado al Presidente en turno.

Dijo el mandatario:

Demuestra que estamos viviendo una etapa nueva, algo nunca visto para aquellos que podrían decir que es más de lo mismo, pues no.

Señaló que en la historia de México ha sido muy raro que el Poder Legislativo le niegue al Ejecutivo ternas o propuestas. Incluso les cuestionó a los reporteros: “¿Ustedes piensan que al Presidente Díaz Ordaz le rechazaban sus ternas?”, y se echó a reír.

Señaló que es un “timbre de orgullo” lo que sucedió ayer, pues es algo inédito, donde se pudo ver a senadores independientes, con autonomía, que no recibían ordenes del poder Ejecutivo.

Insistió en que lo que sucedió ayer era una “etapa nueva”. Dijo:

¿A poco no es una etapa nueva? Ya no es el Ejecutivo, el poder de los poderes. Esto es inédito. Es un auténtico estado de derecho. Lo que había antes era un estado de chueco. Predominaba la politiquería, el reparto de cargos. Como se integraban los órganos, esto mismo. Cómo se integró el INE, el Tribunal, “dos para ti, dos para el otro”. Ya eso ya no. Son los legisladores los que deciden libremente.

Con el rechazo por segunda vez de la terna enviada por el Presidente, el marco normativo indica que el mandatario nombrará de forma directa a quienes integrarán la CRE. Y AMLO mencionó que éstos serán los que obtuvieron las mejores evaluaciones: Luis Linares Zapata, Norma Leticia Campos, José Albert Celestino y Guadalupe Escalante.

El Presidente confía que varios proyectos de ley que ha enviado al senado, sean analizado y tratados con seriedad, como la propuesta para que se eliminen los inspectores en negocios, y se le preste confianza a los comerciantes.