Una de las películas de las que más se ha hablado este año es Museo, dirigida por Alonso Ruizpalacios -director de Güeros- y protagonizada por Gael García y Leonardo Ortizgris, que al fin llegará a los cines mexicanos a partir del próximo 26 de octubre.

La historia se basa en hechos reales, retomando el robo que en 1985 dos jóvenes hicieron al Museo Nacional de Antropología, llevándose 124 piezas de gran valor monetario, histórico y cultural.

Su estreno mundial tuvo lugar en el Festival Internacional de Cine de Berlín, donde recibió el Oso de Plata por Mejor Guión, pero también recibió el Premio a Mejor Director en el Festival de Cine de Atenas y forma parte de la competencia oficial del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM).

Pero su buen recibimiento en festivales internacionales no es lo único que hace tan especial a esta película, sino que será la primera cinta mexicana que estrene YouTube Originals, el servicio de streaming premium de dicha plataforma.

YouTube Originals es la propuesta de este portal para competir con Netflix y Amazon Prime Video por la distribución de películas y, en un primer anuncio, reveló el estreno de Museo y de una serie de comedia hecha por Sofía Niño de Rivera, llamada Sobreviví.

En conferencia de prensa, Ruizpalacios dijo sentirse satisfecho de poder presentar este nuevo proyecto luego de casi tres años de dedicarse a él casi al cien por ciento.

“Fue un viaje largo, intenso, gratificante. Yo tenía una noción vaga del robo del Museo pero cuando Manuel Alcalá (guionista) me contó los detalles, pensé que eso ya era una película”, dijo.

Según explicó el director, él se acercó a Manuel cuando ya estaba trabajando el guión de la película y tenía hecha toda una investigación detrás, en la que había consultado periódicos y revistas de aquellos años, así como archivos de radio y televisión; también tenía videos de Televisa e, incluso, en la película aparece un reportaje real de Jacobo Zabludosky.

Después, entre ambos se acercaron a la familia de los personajes reales para saber más, pero se encontraron con un problema ya que la familia de uno de ellos no quiso involucrarse, entonces decidieron reescribir algunas cosas y volverlo ficción.

Añadió que para él, lo más importante era acercar al público con los motivos por los que los jóvenes decidieron robar el museo, más que al hecho en sí.

“El guión con el que terminamos acabó reflexionando sobre la relación entre la historia y la ficción, por eso cambiamos los nombres de los personajes y creamos la historia que había que contar”, indicó.

Entre las locaciones que se utilizaron para las grabaciones se encuentran Acapulco, Satélite, Palenque y, por supuesto, el Museo Nacional de Antropología (MNA).

Al igual que en Güeros, en Museo los escenarios también cuentan historias, especialmente Satélite, donde viven los personajes de la película.

“Me interesó mucho este asunto de Satélite, tengo varios amigos que crecieron ahí, investigué sobre la vida en esa zona. Fue otra manera de hablar de la ciudad, que es un tema que a mí me fascina”, contó Ruizpalacios.

Por su parte, el MNA permitió hacer grabaciones en sus instalaciones, pero sólo para algunas escenas en exterior, por lo que Ruizpalacios y su equipo debieron recrear con lujo de detalle las salas del museo en los Estudios Churubusco.

De hecho, las piezas que son robadas en la película fueron fabricadas por los mismos restauradores del museo, de manera que lucieran casi iguales a las originales.

Para que conozcas más de esta película, aquí te dejamos el tráiler: