El expresidente de Uruguay, José Mujica, participó en una conferencia en la Universidad Iberoamericana. Ahí, dijo que es un disparate nombrar a los cárteles mexicanos del narcotráfico como grupos terroristas como pretende el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“El señor Trump tiene una enorme capacidad de sorprendernos con su Twitter. Entre la sorpresa, hiere frecuentemente ciertas tradiciones latinoamericanas y mexicanas. Nunca debió haber dicho el disparate que dijo”, respondió al ser cuestionado sobre el tema.

Mujica acudió a la Universidad Iberoamericana para ser investido con el Doctorado Honoris Causa por esta casa de estudios.  En el marco de este evento, deseó a México y a su pueblo el mayor entendimiento y tolerancia para la etapa de la historia que enfrenta y  esperar a que Trump termine su mandato. 

“Hay que ser presidente de México con ese vecino que tiene, por favor ténganlo presente”, dijo.

Pepe Mujica, expresidente de Uruguay. Foto: Twitter @IBERO_mx

Mujica reflexionó sobre los desequilibrios ecológicos, el racismo, el neoliberalismo, el feminismo, la votación por la derecha en su país, y el papel de América Latina en la reorganización del mundo alrededor de los grandes Estados de China, India, Unión Europea, Estados Unidos.

“¿Qué vamos a hacer en este mundo los latinoamericanos en un conjunto de Repúblicas. Ahí está el gran dilema. La solución está en las nuevas generaciones que vienen”, aseguró frente a estudiantes universitarios.

Respecto al primer año de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, Mujica rechazó opinar por la obligación de adoptar una actitud diplomática, es decir, “hablar mucho y no decir nada”, sostuvo.

Se limitó a contar que lo conoció, le resultó “afable y simpático”, y se identificó con él por su búsqueda de igualdad social.

“He gastado parte de mi juventud intentando luchar por un mundo donde los seres humanos puedan tener un punto de partida igual. Tal vez eso me identifique con su manera de ser”, expuso. “Me siento identificado con la gente que piensa así. Eso no quiere decir que más adelante no haya diferencias”.

Evo Morales y José Mujica. Foto: Especial.

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, quien se encuentra asilado en México se reunió con  José Mujica por la mañana. El ex mandatario uruguayo llegó a México el sábado y el domingo asistió al Zócalo al acto del primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

A través de su cuenta de Twitter, Morales señaló: “Recibí la visita del hermano Pepe Mujica, ex presidente de Uruguay y luchador social incansable por la dignidad de nuestros pueblos. Agradezco su solidaridad con nuestra querida Bolivia en estos momentos”.

Sobre su encuentro con el boliviano Evo Morales, asilado en este país, el uruguayo comentó que “fui a darle un abrazo. Los que hemos sido presidentes no dejamos de ser humanos y tenemos sentimientos como cualquier hijo de vecino”.

Entonces, dijo, “fui a ver un latinoamericano que está dolorido en un rincón de Mexico”, expresó luego de destacar la tradición de asilo en México y manifestar confianza en que Bolivia supere la crisis que enfrenta.

“Parece que hubiera una salida más o menos democrática, tal vez no sea lo mejor pero parecería que fuera posible, sobre todo para que Bolivia no se entierre en la intolerancia. Hay gota venosa de racismo en todo esto”, aseveró el ex mandatario.

Mujica dijo que el desempeño de la Organización de Estados Americanos (OEA), que encabeza su ex canciller Luis Almagro, ha sido “bastante lamentable”.

“Creo que la conducta de la OEA contemporánea es bastante lamentable”, dijo Mujica, al responder sobre el proceso en el que Almagro buscará repetir como secretario general del organismo en 2020.