La dirigencia nacional de Morena presentó formalmente al Instituto Nacional Electoral (INE) un oficio para renunciar al 50 por ciento de los recursos que le restan por recibir en el año, equivalentes a cerca de 785.6 millones de pesos, para que sean destinados a la atención de emergencia por Covid-19.

En un comunicado de prensa emitido este domingo, el presidente nacional interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, señala que la medida parte de un acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional, con lo que buscan que estos recursos se reintegren a la Tesorería del Gobierno Federal para que sean destinados al equipamiento de hospitales, adquisición de medicamentos, y equipo de seguridad para personal que atienden a pacientes infestados por este coronavirus.

“La situación de emergencia sanitaria por la que atraviesa México generada por el virus Covid-19 nos exige, como protagonistas del cambio verdadero, demostrar una verdadera solidaridad con el pueblo mexicano y llevar a cabo acciones concretas para fortalecer el sistema de salud pública”, precisa el comunicado.

Morena presentará nuevamente en la Cámara de Diputados, una iniciativa para disminuir el financiamiento público a partidos, esta vez, en 60 por ciento, debido a que en el periodo legislativo pasado, los diputados rechazaron la posibilidad de disminuir un 50 por ciento el financiamiento partidista a nivel nacional.

La propuesta de reforma constitucional y a la Ley General de Partidos Políticos también obligaría a disminuir prerrogativas en los estados.

En 2020, el financiamiento público para partidos nacionales y locales equivale a 9 mil 687 millones 708 mil 291 pesos (en números cerrados, 5 mil 239 millones de pesos a nivel nacional y 4 mil 448 millones de pesos a nivel local).

En el periodo legislativo pasado, los diputados rechazaron la posibilidad de disminuir -en 50 por ciento- el financiamiento partidista a nivel nacional.

En este periodo, el diputado morenista, Sergio Gutiérrez Luna volverá a presentar la iniciativa de reforma al respecto, pero con planteamientos más agresivos.