Este martes, diputados de Morena presentaron propuestas para reformar la Constitución y  las leyes secundarias con el fin de garantizar el derecho de todas las mujeres del país a decidir sobre su cuerpo, despenalizando el aborto hasta las 12 semanas de gestación.

El Presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, planteó en el artículo cuarto de la Constitución que se incluyera la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, además de introducir el concepto de “autonomía reproductiva”.

En dicha iniciativa se explica que la ley protegerá en igualdad de derechos la organización y el desarrollo de todas las estructuras, manifestaciones y formas de comunidad familiar, incluyendo a las integradas por parejas del mismo sexo, con o sin hijos, que estén bajo la figura del matrimonio, concubinato o alguna otra unión civil.

En la propuesta se lee que:

“Toda persona tiene derecho a la sexualidad, a decidir sobre la misma y con quien compartirla, a ejercerla de manera libre, responsable e informada, sin coerción o violencia, así como a recibir la educación integral correspondiente.

“Toda persona tiene derecho al libre desarrollo de la personalidad y a la autonomía reproductiva, así como a decidir de manera libre, responsable, informada y segura sobre tener hijos o no, con quién y el número e intervalo entre éstos, así como a recibir servicios para acceder al más alto nivel de salud sexual y reproductiva. Esto incluye la reproducción asistida, así como la prevención, investigación, sanción y reparación del daño por esterilización involuntaria o de cualquier otro método anticonceptivo forzado”.

Marcha por el aborto legal en México. Foto: Especial

También menciona que el Estado empleará toda su autoridad y adoptará las medidas apropiadas, con la colaboración de la sociedad, para erradicar toda forma de violencia contra las mujeres.

Asimismo, en la Gaceta Parlamentaria se publicó la propuesta de la diputada de Morena, Lorena Villavicencio, para suprimir del Código Penal Federal la sanción penal por aborto antes de las 12 semanas de gestación.

Los planteamientos hechos por la diputada son:

  1. Artículo 329. Aborto es la interrupción del embarazo. Para los efectos de este código, el embarazo es la parte del proceso de la reproducción humana que comienza con la implantación del embrión en el endometrio. A partir de la octava semana de su respectiva implantación dicho embrión se denomina feto en desarrollo.
  2. Artículo 330. Se impondrá de tres a seis meses de prisión a la mujer que voluntariamente practique su aborto o consienta en que otro la haga abortar, después de las doce semanas de embarazo. En este caso, el delito de aborto sólo se sancionará cuando se haya consumado.
  3. A quien hiciere abortar a una mujer se le aplicarán de uno a tres años de prisión, sea cual fuere el medio que empleare, siempre que lo haga con consentimiento de ella. Cuando falte el consentimiento, la prisión será de tres a seis años y si mediare violencia física o moral se impondrán al delincuente de seis a ocho años de prisión”.

Marcha por el aborto legal en México. Foto: Danielle Lupin/Flickr

Buscan legalización antes del 1 de diciembre

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador aún no toma protesta y su partido, líder en el Senado y en la Cámara de Diputados, ya opera la despenalización del aborto a nivel nacional.

La reforma de ley establecerá que cualquier mujer sea libre de interrumpir su embarazo, siempre y cuando se encuentre en las 12 semanas, como límite. Esta medida es similar a la que fue legislada y aprobada hace 11 años en la Ciudad de México.

La diputada Mirsolava Sánchez Galván, presidenta de la Comisión de Salud, es la principal impulsora de este proyecto. Ella ha indicado que la despenalización del aborto “es un tema pendiente desde hace mucho tiempo”.

Miroslava Sánchez Galván

En entrevista con la revista Proceso, Sánchez Galván indicó que en esta legislatura buscarán que se concrete la medida que legalice el aborto a nivel nacional mediante un camino que se considera fácil y rápido: modificar la Ley General de Salud.

Añadió que desecharon la alternativa de despenalizar el aborto en los códigos penales de los estados porque es un camino más complejo, “pues se hubiera necesitado la aprobación de las dos terceras partes de los congresos locales, de ir a buscar el cambio estado por estado”, lo cual hubiera sido más tardado.

También dijo que la iniciativa está enfocada desde la perspectiva de la salud, pues se intenta proteger la vida de las mujeres que deciden interrumpir sus embarazos y evitar las complicaciones que les puede ocasionar realizarlos en condiciones insalubres o con pésima atención médica.

Y desde la perspectiva de la justicia, declaró:

“No debe permitirse que haya mujeres encarceladas por ese motivo ni tampoco sometidas a proceso y con expediente abierto, pese a que en muchos casos tuvieron abortos espontáneos. Todo eso es totalmente injusto”.

Agregó que aún están viendo cómo quedará la redacción de las modificaciones a la Ley General de Salud, pues cada palabra es muy importante para evitar que se cambie o se tumbe la iniciativa.

FOTO: FERNANDO CARRANZA GARCIA /CUARTOSCURO.COM

Sobre cuánto planean tenerla elaborada, la diputada indicó que buscarán que sea para la primera semana de noviembre.

“La presentaremos inmediatamente. Saldrá de aquí, de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, para después ser ratificada en el Senado. La idea es lograr su aprobación antes del 1 de diciembre, antes de que llegue el nuevo gobierno”.

Proceso le preguntó si esta premura era para evitar comprometer a López Obrador en dicho tema y Sánchez Galván indicó que sí, pues el próximo presidente ya tiene muchos asuntos de los cuales ocuparse y éste es un asunto del Poder Legislativo.

Y, aunque admitió que no ha hablado con el futuro presidente sobre el tema, él sí está al tanto de la iniciativa.

“Él quiere que las mujeres tengan bienestar, salud y justicia. Y nuestro proyecto va en ese sentido. Nadie nos puede cuestionar por defender a este sector de las mujeres que están sufriendo discriminación y maltrato”, indicó.

Explicó que independientemente de todo, el Ejecutivo y el Legislativo son poderes autónomos, por lo que les toca actuar de manera autónoma y presentar la mejor propuesta para la despenalización del aborto.

Sánchez Galván estudió medicina y se especializó en radiología, pero además ha sido una activista social que ha apoyado al movimiento feminista en la lucha por la despenalización del aborto.

La diputada señala que este proyecto no implica sólo un trabajo legislativo, sino también político, donde se cree concientización entre los distintos grupos parlamentarios de la Cámara de Diputados, sin importar que Morena tenga la mayoría.

“No por el hecho de ser mayoría vamos a echarnos de montón. Esta no será una votación de bancada. Los legisladores de Morena están en libertad de votar de manera individual, en favor o en contra. Será, pues, una votación personalizada”, explicó.

Cuando Proceso le preguntó cuántos diputados apoyaban la iniciativa, Sánchez Galván expuso que por el momento ya suman más de 300. Agregó que no sólo es apoyada por diputados de Morena, sino también del PRI, PAN, Movimiento Ciudadano y el Partido Verde; los legisladores del PES son los únicos que se han negado a respaldar la propuesta.

Aún así, ella tiene la seguridad de que en la Cámara de Diputados la iniciativa será aprobada sin problema alguno, pues además gestiona que las comisiones de Igualdad de Género, Gobernación y Puntos Constitucionales presenten la iniciativa junto con la de Salud.

Explicó que en el Senado es la actual senadora, Olga Sánchez Cordero, quien se encuentra mayormente activa promoviendo la iniciativa.

Sánchez Cordero ha señalado en varias ocasiones que el Congreso de la Unión “se fue hacia la derecha durante muchos años”, pero ahora, con la mayoría de Morena, “vamos a avanzar hacia una izquierda progresista” que impulsará la despenalización del aborto y también la llamada ley de voluntad anticipada.

Además, Sánchez Galván también manifestó que su iniciativa tomará en cuenta la experiencia de la medida en Ciudad de México, concretada en abril de 2007, la cual califica como “muy buena” pues desde entonces y hasta septiembre pasado, han sido atendidas 201 mil 391 mujeres. De ellas, 60 mil 229 llegaron de otros estados donde el aborto voluntario está prohibido.

“Con la despenalización o sin ella, el aborto seguirá practicándose en nuestro país, siempre ha sido así. De tal manera que es mejor darles condiciones de legalidad, seguridad e higiene a las mujeres que interrumpen sus embarazos, para evitar muchas muertes”, explicó la diputada.

De acuerdo con información otorgada por la organización no gubernamental IPAS México, el aborto sigue representando un 7 por ciento de las muertes maternas en nuestro país.

Según cifras del Colegio de México, la tasa anual de casos inducidos es de 33 por cada 100 mil mujeres de 15 a 44 años, mientras que el Instituto Guttmacher estima que cada año se practican cerca de un millón de abortos clandestinos.

Brazalete en la Diana Cazadora a favor de la legalización del aborto. Foto: Especial

Además, las organizaciones feministas también luchan por evitar que las mujeres sean condenadas por abortar. Según el informe “Maternidad o castigo”, hecho por el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), 4 mil 246 personas fueron denunciadas en México entre 2007 y 2016.

Los estados que tuvieron mayor número de señalamientos fueron la Ciudad de México (894), Baja California (466), Veracruz (416), Nuevo León (339) e Hidalgo (207). En ese mismo periodo, 228 personas fueron sentenciadas.

Sobre este tema también se ha pronunciado el próximo secretario de Salud, el doctor Jorge Alcocer, quien ha dicho que apoyará con infraestructura hospitalaria a las mujeres que quieran abortar.

“A la Secretaría de Salud le corresponde asegurarles todas las facilidades médicas y hospitalarias para interrumpir sus embarazos. No queremos que acudan a lugares clandestinos y en malas condiciones sanitarias, exponiendo sus vidas. Nosotros les ofrecemos un lugar seguro, sin riesgos y de primera calidad. Claro, también respetamos a quienes se oponen a estas prácticas por principios religiosos… Pero ahí estarán nuestras instalaciones, si las usan o no las usan, esa ya es otra cosa”, indicó.

En contra

La posición de Morena en favor de esta iniciativa ya ha comenzado a ocasionar protestas entre algunas organizaciones ligadas a la iglesia católica y a los llamados defensores de la vida desde el momento de la concepción, agrupados por el Frente Nacional por la Familia (FNF).

La organización CitizenGo dijo en un comunicado de prensa: “Vamos a recuperar el espíritu de las marchas de 2016 frente a quienes pretenden amenazar el primero de los derechos, el derecho de la vida”.

En ese mismo texto, CitizenGo le recordó a López Obrador que se comprometió en campaña a someter estos asuntos sociales polémicos a consulta.

Al respecto, Sánchez Galván pidió que respeten la postura pro aborto así como se respeta a quienes están en contra. Reiteró que la iniciativa busca hacer justicia a las mujeres y que es precisamente así como se hará historia.