La bancada de Morena en el Congreso detectó un esquema de reparto de cuotas y una red de asesores y empleados “fantasma”, además de compras y licitaciones turbias, operados por los anteriores legisladores del PRI, PAN y PRD.

El diario Reforma explicó que accedió a un diagnóstico interno de 33 cuartillas que revela las 28 áreas legislativas, así como los nombres, parentescos y antecedentes de los mandos y servidores públicos relacionados con anomalías y desvíos de recursos.

De acuerdo con este reporte, el eje de la red era la Secretaría General encabezada por el PRI, la cual fue entregada hace una semana por Mauricio Farah Gebara, quien fue puesto ahí por Manlio Fabio Beltrones, ex coordinador del PRI en la 62 Legislatura.

Mauricio Farah, ex secretario General del Congreso.

Morena ha explicado que la Secretaría General es un puesto del que se puede prescindir, pues además lo califican como un “barril sin fondo” de recursos. Ahí se encuentran además 30 superasesores.

“Desde 2002 se comenzó a sentir en la Cámara la corrupción desatada en las nuevas modalidades que conocemos”, dice el informe.

El informe añade que, el titular de la Contraloría Interna, Alfredo Wong Castañeda, es una designación del PRI.

Alfredo Wong Castañeda, titular de la Contraloría Interna, sugerido por Manlio Fabio Beltrones.

“La contraloría sirve como pista de aterrizaje de aviadores en plazas propuestas por el PRI, PAN y PRD, tanto para operar sus propios asuntos como para cubrir compromisos personales y políticos”.

Acerca de la dirección de Recursos Humanos, bajo el mando de Abril Renée Aguayo, el informe indica que ésta opera “para pagar favores con plazas, incrementos y liquidaciones”.

Aguayo es vinculada al senador priísta, Jorge Carlos Ramírez Marín.

Abril Renée Aguayo, directora de Recursos Humanos y vinculada a Jorge Carlos Ramírez Marín.

Sobre la Secretaría de Servicios Parlamentarios, Morena asegura que ser trata de una “mina” donde hay 29 asesores, pero únicamente tres trabajan y los demás “dobletean como asesores en otras áreas”.

También se menciona que esta secretaría era una cuota del PRD, pero fue “vendida” al PRI por la ex coordinadora Mary Thelma Guajardo, a cambio de dos cargos para su hija y su esposo.

Mary Thelma Guajardo

El área de Comunicación Social tiene un coordinador, cinco directores y otros 21 empleados, por lo que se recomienda cambiar la estructura y disminuir los salarios.

Además, se menciona que desde la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros, así como de la Dirección General de Tecnologías de la Información, controladas por el PAN, han sido realizadas millonarias compras que no han sido justificadas.

La Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros está bajo el mando de Carlos Alfredo Olson San Vicente, en un puesto que fue propuesto por el ex dirigente del blanquiazul, Ricardo Anaya, en agosto de 2015.

Carlos Alfredo Olson San Vicente, dirigente de la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros.

Mientras tanto, la principal cuota del PRD está en la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios, a cargo de Jesús Aboytes, colaborador del diputado Jesús Zambrano, en la pasada Legislatura.

“Es una de las estructuras más corruptas de la Cámara”, indica el informe, e incluso Morena acusa a Zambrano de usarla para fines personales.

Control absoluto y corrupción

El informe también señala a algunas áreas administrativas y a sus directores por, presuntamente, haber participado en casos de corrupción.

Un ejemplo es el director de Adquisiciones, Manuel Álvarez Lerma, quien distribuye los contratos de limpieza de la Cámara vía outsourcing, entre dos o tres empresas, que periódicamente cambian de nombres para poder seguir licitando.

Por su parte, la Dirección General de Tecnologías de la Información, a cargo del PAN, realizó dos veces el cambio total de sus computadoras en la 63 Legislatura, pese a que tenía a la mitad de sus equipos prácticamente nuevos y funcionando correctamente.

En esa área, dirigida por Ricardo Ibarrola, se realizaron operaciones directas y contratos de renta con la empresa El Corte Inglés.

Además, en la Dirección de Control de Operaciones, el subdirector de Pago a Grupos Parlamentarios es José de Jesús Alcalá García, quien es “conocido por cobrar comisión por reconocimiento para pagos de documentos apócrifos y por acelerar pagos”.

Por último, se menciona a Miguel Ángel Ferzuli, quien se desempeña como subdirector de Licitaciones y Concursos gracias a la designación de Zambrano.

A Ferzuli se le acusa de controlar como asunto propio el contrato único de abastecimiento de agua embotellada.