Con la discusión sobre el salario de los ministros en el ojo del huracán, la más reciente edición de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gastos de los Hogares, realizada por el Inegi cada dos años y considerada como la más completa para conocer cuánto ganamos y gastamos los mexicanos, revela cifras alarmantes.

Según esta información, el hogar más pobre del país sobrevive en promedio con 91 pesos diarios, es decir, 37 pesos diarios por perceptor, en un hogar conformado en promedio por tres o cuatro personas.

Por su parte, el hogar más rico tiene ingresos diarios por mil 876 pesos, es decir, 766 pesos diarios por perceptor.

Esto significa que la familia más acaudalada en México gana, en promedio, 21 veces más que la más pobre.

Si los ministros de la Suprema Corte -que nos cuestan 578 mil pesos mensuales tomando en cuenta la suma de sus prestaciones- reciben netos 388 mil pesos mensuales, esto significaría que ganan 13 mil pesos diarios.

Esto representa que un ministro de la Corte gana 16 veces más que el más rico de los mexicanos y 349 veces más que el más pobre de los connacionales.

Desigualdad salarial en México

De acuerdo con el Informe Mundial sobre Salarios 2018, publicado en noviembre por la Organización Internacional del Trabajo (OTI), de entre 19 países de América Latina y el Caribe, México está en el “G7” de las naciones que tuvieron una mayor depreciación del sueldo real en los últimos 10 años.

Nuestro país se ubica en la cuarta posición de los países con el peor desempeño, únicamente precedido por Jamaica, Trinidad y Tobago y Guatemala. En cambio, naciones como Panamá, Ecuador o Perú tuvieron un incremento del valor de su salario de hasta 5 por ciento.

Peor es el escenario para México si lo comparamos con el G20 de economías industrializadas y emergentes, pues es el único país con un decrecimiento de salario real en la última década. Países como Brasil, Argentina, Estados Unidos, China, Sudáfrica o Turquía, todos presentaron un crecimiento.

Así, en el Informe Mundial sobre Salarios 2018, de entre los países considerados como de “clase media”, México es el quinto con mayor desigualdad en ingreso salarial. Antes se ubican países como Sudáfrica, Namibia, Brasil y Costa Rica.

Entonces, sería interesante cuestionarse más allá del salario nominal de 578 mil pesos mensuales de los Magistrados, para poder analizar y equilibrar la enorme brecha salarial que existe en México.