El colectivo Brujas del Mar convocó, el 18 de febrero, a un paro de labores para visibilizar la lucha de las mujeres y las demandas feministas.

Durante los últimos días cientos de mujeres han protestado, en general, por la ola de violencia de género, y en especial, por los feminicidios de Inrgid y de Fátima.

Las protestas, sin embargo, han sido usadas por ciertos sectores conservadores que critican siempre a Andrés Manuel López Obrador y han, de cierta forma, intentado adueñarse del tema y las demandas.

Así pues, cuando surgió la iniciativa de Brujas del Mar, pronto fue secundada por organismos políticos y actores identificados con la derecha que, paradójicamente, durante toda su existencia se han opuesto a los derechos de las mujeres, en especial al de decidir sobre su propio cuerpo.

Así pues, el Partido Acción Nacional, en voz de su presidente, se unió al paro feminista y dijo que lo hacía “en protesta a la terrible ola de violencia de la que están siendo víctimas mujeres y niñas”. Y añadió el líder panista: “Todas nuestras trabajadoras y colaboradoras del CEN del PAN, que decidan sumarse a este paro nacional, cuentan con todo nuestro apoyo”.

Después vino “la solidaridad” de actores que han mostrado durante toda su trayectoria política contrarios a los derechos de las mujeres e insensibles a la violencia que sufren. Por ejemplo:

Pero no sólo fue el PAN quien se adhirió al paro, también México Libre, la organización que encabeza Felipe Calderón y que está a punto de lograr su registro como partido político.

En su cuenta de Facebook, México Libre compartió la convocatoria al paro nacional, con el siguiente mensaje:

Por la complicidad y omisión de las actuales autoridades en los feminicidios.
Por anteponer la rifa de un avión sobre el interés de la infancia mexicana.
Por desaparecer los refugios de mujeres.
Por dejar sin recursos a la FUNCAM.
Porqué a López no le interesan las mujeres mexicanas.

Así pues, los dos grandes polos de la derecha se unieron al paro nacional feminista con la intención (mostrada muy claramente en México Libre) de golpear a Andrés Manuel López Obrador

Los cínicos del Estado de México

El caso que podríamos denominar cínico es el del PRI del Estado de México, que se adhirió al paro nacional. Y es que, los gobernadores que han emanado de ese partido en dicha entidad han sido omisos a las violencia contra las mujeres y a los feminicidios (el Edomex es líder a nivel nacional en número de feminicidios).

Los oportunistas

Y no sólo fueron los de derecha, sino gobernadores oportunistas que no hacen nada en sus entidades para eliminar la violencia de género, pero que gustosos se suman al paro nacional. Por ejemplo, Silvano Aureoles, de Michoacán

Y Enrique Alfaro, entidad donde la tasa de feminicidios es alta, y donde se dio un caso en el que una mujer fue asesinada por su esposo a unos metros de la puerta de la residencia oficial de Gobierno, donde había policías y ninguno de estos hizo algo para evitar el asesinato.