En el sexenio que está por concluir, la Procuraduría General de la República (PGR), la Policía Federal (PF) y las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina Armada de México (Semar) han reportado el hallazgo de 621 fosas con mil 566 cuerpos o restos humanos. Los datos son un aproximado ante la inexistencia de un registro nacional.

Cada dependencia lleva su propio registro. Por ejemplo, la PF reporta que entre 2013 y febrero de 2018, tuvo conocimiento de 149 fosas con 564 cuerpos, encontrados en 75 municipios de 19 estados del país. En Morelos localizaron siete fosas con restos de 19 seres humanos; en Tamaulipas, 18 fosas con 58 cuerpos; Zacatecas, seis fosas clandestinas con 17 cuerpos; Guanajuato, una fosa con un cuerpo; San Luis Potosí, dos fosas y nueve restos; Coahuila, siete con restos de nueve cadáveres, enterrados o semienterrados.

En Michoacán detectaron 11 fosas con 45 cuerpos; Guerrero, 49 fosas con 182 restos mortales; Jalisco, ocho fosas con 120 cuerpos; los otros estados con fosas clandestinas son: Sinaloa, Chihuahua, Colima, Veracruz, estado de México, Baja California Sur, Tabasco, Chiapas, Sonora y Oaxaca.

Foto: Especial.

En tanto, la información que ha recuperado la Sedena comprende los años 2011 a 2014. El personal del ejército localizó 246 fosas clandestinas con 534 cuerpos en 59 municipios de 14 entidades, sin embargo, la situación más alarmante ocurre en los estados de Guerrero con 30 fosas y 46 cuerpos, y Tamaulipas, con 87 fosas clandestinas y 252 cadáveres. Las otras entidades donde también localizaron fosas con restos humanos son: Sinaloa, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas, Michoacán, Coahuila, Chihuahua, Nayarit, Nuevo León, Veracruz, Jalisco y Morelos.

Por su parte, la Semar cuenta con un registro de 64 fosas con 162 cuerpos localizados en 13 municipios de seis entidades, como Veracruz, donde hallaron 17 fosas con 84 cuerpos.

Durante el actual sexenio, los marinos localizaron en Guerrero 22 fosas con restos de 46 seres humanos; Tamaulipas, siete fosas y siete cuerpos; Coahuila, 12 fosas y 11 cadáveres; Estado de México, cuatro fosas y seis cuerpos, y Sinaloa dos fosas con ocho cadáveres.

Foto: Especial.

La PGR ha ubicado 162 fosas clandestinas con 306 cuerpos en 26 municipios de 13 estados. Guerrero es de nuevo la entidad con mayores problemas. En Iguala localizaron 58 fosas con 184 cadáveres; Acapulco, 12 fosas clandestinas con 16; los otros municipios son Eduardo Neri, Cocula, Taxco y Ayutla, según la información de la dependencia.

Los otros estados son: Hidalgo, Estado de México, Sonora, Morelos, Michoacán, Veracruz, Coahuila, Tamaulipas, Zacatecas y Baja California. Destaca también Jalisco, donde encontraron 37 fosas con 75 cuerpos, y Ciudad de México, en la zona del Ajusco, alcaldía de Tlalpan, con tres fosas y tres cadáveres.

Foto: Especial.

En noviembre del año pasado el nuevo fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, afirmó que “Veracruz es una fosa enorme” y que el estado no podía más con tantas víctimas, pero en meses antes el gobierno de esa entidad anunció que ni siquiera tenía dinero para hacer pruebas de ADN a los restos ya encontrados. Por esa razón el gobierno veracruzano suspendió temporalmente la búsqueda de nuevas fosas clandestinas.

“Hay una cantidad infinita de personas con demasiado miedo como para decir algo, de cuyos casos no sabemos nada”, dijo el fiscal general del estado, Jorge Winckler.

Desde que Felipe Calderón le declaró la guerra al narcotráfico, los cárteles en todo México han asesinado a sus rivales con saña e impunidad, dejando los restos en fosas clandestinas por todo el país.