Movimiento Ciudadano (MC) nunca presentó las pruebas que acusaban al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de orquestar las manifestaciones que sucedieron en Guadalajara los días 4, 5, y 6 de junio,  por el violento asesinato del joven Giovanni López, quien un día antes de su fallecimiento, fue detenido al no usar cubrebocas por policías del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos.

En lugar de asumir la responsabilidad que tiene el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro Ramírez en el homicidio de Giovanni, porque fue él quien giró instrucciones mediante un decreto oficial para que las corporaciones policiacas detuvieran y arrestaran hasta por 36 horas a todo aquel ciudadano que no portara cubrebocas, Movimiento Ciudadano se ha dedicado a hostigar a los tuiteros que han recordado al mandatario jalisciense que la orden provino de él. 

El coordinador nacional de Movimiento Ciudadano (MC) y senador por este partido, Clemente Castañeda, fue el encargado de presentar un documento en PDF con 84 páginas para demostrar que la “Plana Mayor” de Morena se alineó con la finalidad de “impulsar una peligrosa narrativa de represión y autoritarismo”. 

Sin embargo, lo que presentó el senador como supuestas pruebas, fueron una cadena de tuits y tendencias en redes sociales con las etiquetas de represor, fascista y asesino dirigidas al gobernador Enrique Alfaro.

Clemente Castañeda aseguró que el asesinato de Giovanni fue aprovechado por Morena para debilitar al Gobierno de Jalisco, aunque en días pasados el propio Alfaro Ramírez había acusado a  Andrés Manuel López Obrador y a “su gente” de estar detrás de los disturbios que se registraron durante las protestas en Guadalajara.

“Le pido al Presidente de la República que le diga a su gente y a su partido que ojalá y estén midiendo el daño que le están generando al país con este ambiente de confrontación porque son ellos justamente los que han generado todo esto que estamos viviendo”, dijo el gobernador en un video que publicó en sus redes sociales tras la manifestación que dejó a un policía quemado y más de 20 detenidos.

Sin embargo, el Presidente reviró la acusación de Alfaro y le exigió que presentara pruebas, razón por la que Movimiento Ciudadano modificó su estrategia y señaló a Morena y sus simpatizantes.

De acuerdo con Castañeda, hasta el Gobierno de la Ciudad de México ha pagado más de 10 millones de pesos en páginas digitales para debilitar al Gobierno de Jalisco.

Lo que no dijo Clemente es que la orden de golpear y desaparecer a jóvenes que intentaban sumarse a la protesta del pasado 5 de junio en  la Fiscalía General del Estado de Jalisco provino del propio gobernador y su fiscal, Gerardo Octavio Solís Gómez, de acuerdo con testimonios de policías a los que tuvo acceso el periodista Óscar Balderas.

De igual manera, el senador por Movimiento Ciudadano, acusa a Morena y al Gobierno de la CDMX de pagar pautas digitales, cuando es muy conocido en la Ciudad de Guadalajara, que la comunicación institucional de Enrique Alfaro Ramírez la conducen tres empresas a las que el Gobierno de Jalisco ha desembolsado millonarios contratos: Euzen, Indatcom y La Covacha. Y el patrón se repite, un tuit lanzado por el gobernador jalisciense es replicado en redes sociales por comunicadores y periodistas.

A la fecha se encuentran detenidos tres policías de Ixtlahuacán de los Membrillos, acusados de torturar y asesinar a Giovanni López, pero el presidente municipal de esa entidad, Eduardo Cervantes Aguilar continúa en libertad.