El ex candidato presidencial del PRI en 2006, Roberto Madrazo Pintado, reconoció que Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones de 2006 pero el panista Felipe Calderón hizo un fraude electoral.

A 12 años de la elección presidencial en la que compitió, Madrazo indicó que en sus actas sabía que López Obrador era el ganador de la elección presidencial pero no dio a conocer la información “porque nadie se la pidió”.

“Si el IFE hubiera tomado la decisión de hacer recuento como exigía parte de la oposición, el recuento iba a ser favorable para AMLO. No era mi lucha entrar a ese debate. Era dinamitar la vida democrática”, expresó Madrazo en una entrevista con el medio Telereportaje de Tabasco.

Roberto Madrazo, Felipe Calderón y López Obrador en el debate presidencial de 2006. Foto: Especial

A manera de excusa, Madrazo señaló que no contaba con toda la información para asegurar el triunfo de López Obrador.

“Si yo hubiera tenido certeza de que en mis actas ganaba AMLO, no dudaba en dárselas, pero me faltaban datos. Me faltaban casillas en zonas muy panistas. Nadie me lo preguntaba. La tendencia favorecía a López Obrador”.

Los resultados oficiales dados a conocer por el entonces IFE, terminaron así: Felipe Calderón del PAN obtuvo un 35.91% de los votos. Andrés Manuel López Obrador del PRD un 35.29% y en el fondo, con el 22.03% de los votos se ubicó Roberto Madrazo del PRI.

Sin embargo, López Obrador y el movimiento que encabezó desde ese entonces, nunca aceptaron el resultado y denunciaron que Felipe Calderón y el PAN hicieron un fraude electoral.

Madrazo no es el único político del PRI que ha reconocido la existencia de un fraude electoral en 2006 en contra de AMLO.

En marzo del año pasado, el ex Gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, señaló que Felipe Calderón le  robó la Presidencia de la RepúblicaAndrés Manuel López Obrador y cometió fraude en las elecciones de 2006.

“Se atrevió a robarse la presidencia, sí se la robó a Andrés Manuel, que no se atreva a hacer cualquier barbaridad”.

Dos meses después, en junio de 2017,  Felipe Calderón alardeó que él ganó la elección presidencial  sin necesidad de hacer una coalición con otro partido.

“Yo gané sin alianzas, y gane bastante bien, claramente, apretado, pero un triunfo el cual mis adversarios no han podido asimilar”.