Un juez giró órdenes de aprehensión en contra del dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira, y de Emilio Lozoya Austin, el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, según confirmaron fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) a la agencia oficial del Estado Mexicana, Notimex.

Ayer, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bloqueó las cuentas de Emilio Lozoya, de su hermana, Susana Gilda; y del dueño de AHMSA, Alonso Ancira Elizondo.

De acuerdo con el titular de la UIF, Santiago Nieto, el bloqueo de las cuentas se debió a que se identificaron en el sistema financiero nacional e internacional múltiples operaciones con recursos que presuntamente no proceden de actividades lícitas, mismos que se presumen ser derivados de actos de corrupción.

Un ejemplo de esto, es la recompra que hizo Pemex, a un supuesto sobreprecio, de una planta de producción de fertilizantes que contenía maquinaria chatarra o inservible (que estaba en poder de AHMSA), la cual ocurrió en 2014 durante la administración de Lozoya.

Emilio Lozoya es el primer funcionario de la administración de Enrique Peña Nieto que es investigado por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y es precisamente Santiago Nieto, el titular de la UIF, el responsable de documentar las pruebas para encarcelar al exdirector de Pemex.

La medida fue aplaudida hasta por el periodista Pedro Ferriz de Con, uno de los principales detractores de Andrés Manuel López Obrador. 

Santiago Nieto fue el titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y fue despedido cuando indagaba el caso de presuntos sobornos de la constructora brasiñela Odebrecht y la probabilidad de que estos recursos hubieran llegado a la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012, a través de Emilio Lozoya.

En una entrevista que ofreció al diario The Wall Street Journal el año pasado, Santiago Nieto comentó que el propio Lozoya, le envió una carta en la que le pedía que no lo inculpara.

El titular de la UIF detalló en la misma entrevista que antes de que lo despidieran había solicitado información bancaria a las Islas Caimán, y documentos a autoridades brasileñas, para establecer si se podían presentar cargos contra Lozoya. Ahora parece estar más cerca de lograr la aprehensión del exdirectivo de Pemex.

“En el caso de Lozoya, el congelamiento de cuentas es una medida nacional. En algún momento esto tendría que ser replicado en otros países. Hay elementos para hablar de casos de corrupción vinculados con su administración. Hemos encontrado nuevas triangulaciones de recursos, es lo que da soporte al bloqueo de dinero”, dijo en una entrevista a MVS.

El productor Epigmenio Ibarra se congratuló de la noticia.

En un comunicado que expidió la UIF se señala que tanto Lozoya Austin como AHMSA, tienen expedito su derecho de garantía de audiencia y defensa, particularmente para hacer valer, en términos de la legislación aplicable, los derechos laborales de sus trabajadores, accionistas y/o proveedores ante la propia UIF.

Además, la congelación de cuentas está comprendida en las facultades legales previstas que tiene la UIF en la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (Ley Antilavado).