Para los opinadores (columnistas):

Decirle “El Nuevo PRI” a Morena, además de poco original es insostenible.

No existe una preponderancia de militantes priistas en sus filas, jamás han estado 87 años en el poder, no han privatizado las empresas productivas del Estado, no han asesinado estudiantes en una plaza pública reconociéndolo públicamente tras la presión de todo el país, y (hasta el momento) no existe algún caso de rapiña financiera a la nación, comparable por método o cantidad, con la de las administraciones del PRI. Me refiero a casos como Odebrecht, Fobaproa, el Efecto Tequila, etcétera…

Señalemos lo malo (que sí, es mucho) pero hagámoslo desde una realidad irrefutable. La desvalorización del discurso y sus significados eclipsa las complejas construcciones de la memoria colectiva, que a los mexicanos de por si, nos cuesta sostener.

Dejen lo del “Nuevo PRI” para cuando de verdad ocurra y no anden exponiendo su desconocimiento sobre historia política del país.
______
PS. Para quien no hace columnas, pero igual cree que Morena es el nuevo PRI: Usted tiene derecho a decir, pensar y externar lo que le de su regalada gana. Sea feliz con su construcción de la realidad, usted no tiene la obligación, que sí tienen los medios de comunicación, de presentar información confiable.