Ante la llegada de cuatro nuevos consejeros, el presidente del  Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova junto con los consejeros ligados al PRIAN, dieron un madruguete esta noche y lograron reelegir por seis años más a Edmundo Jacobo Molina como secretario ejecutivo del organismo electoral.

La designación de Molina se dio con ocho votos a favor y tres en contra por parte de los consejeros, a seis días de la nueva conformación del Consejo General del INE, una situación que los propios consejeros que votaron por la negativa, consideraron injusta porque excluye a sus próximos compañeros.

Por si fuera poco, el secretario general del INE alargará su periodo en el cargo por casi 18 años, pues llegó al puesto el 5 de junio de 2008.

Las excusas de Córdova para alargar el periodo de Molina, son una supuesta carga de trabajo que tendrá el organismo electoral el próximo año debido a las elecciones, además de los efectos sufridos en el INE, según él, por el recorte presupuestal y también que no existe ninguna legislación sobre el momento preciso en el que debe darse el nombramiento.

“En este entorno, desafíos logísticos, administrativos e institucionales, designar de nueva cuenta por un nuevo periodo al secretario ejecutivo es una decisión trascendental para evitar especulaciones o incertidumbre conforme se acerque el final del periodo para el que fue electo y contribuir a la continuidad de la operación institucional”, se excusó Córdova.

Lorenzo Córdova y Edmundo Jacobo Molina. Foto: Especial

La designación fue respaldada por los representantes del PRI, PAN, PRD, Partido Verde y MC. 

Inclusive, el representante del PAN ante el INE, Víctor Hugo Sondón, dejó en claro que el madruguete fue realizado ante el posible “agandalle” de Morena de imponer a los cuatro consejeros, lo que al no tener mayoría, les impediría en un futuro cercano, darle nombramiento al secretario.

Las únicas consejeras que dieron la cara y exhibieron a Córdova y sus otros compañeros, fueron Adriana Favela, José Roberto Ruiz y Pamela San Martín, quienes calificaron el nombramiento como arbitrario, antidemocrático e ilegal.

“No es de demócratas, consejero presidente, proponer una ratificación del secretario ejecutivo dos meses antes que se venza su periodo, a fin de sustraer de la decisión a cuatro consejeras y consejeros que llegarán el 4 de abril. Si su interés de que vote ahora es porque cree que no le darán el voto (los nuevos que lleguen) y no pueda conseguir una nueva mayoría calificada, creo que hay pues demasiada preocupación”, le espetó José Roberto Ruiz.

Por su parte, Favela aseguró que adelantar el nombramiento del secretario del INE es ilegal porque no hubo de por medio ninguno de los los supuestos legales, como el termino de su periodo o por una renuncia, muerte o destitución.

Para Favela, quien votó en contra, es falso que “nada se mueva bien” en el INE si no está el actual secretario como argumentó Córdova, pues el trabajo rudo del organismo lo hacen las direcciones.

Ante esta situación, el representante de Morena, Alejandro Viedma, advirtió que su partido analizará impugnar el nombramiento ante el Tribunal Electoral.