El periodista Joaquín López Dóriga, el que más recursos de origen público recibió en el sexenio de Enrique Peña Nieto, —con alrededor de 290 millones de pesos— volvió a quedar en ridículo después de que anunciara equívocamente que el Gobierno Federal decretaría este jueves el ingreso a la Fase 3 de la pandemia del Covid-19.

“Les confirmo, mañana será decretada en México la fase 3 por la pandemia de COVID-19”, aseguró el controversial periodista López-Dóriga por medio de sus redes sociales ayer 15 de abril.

Sin embargo, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell desmintió a Dóriga y aseguró que dicha fase aun no es “programable”.

En Twitter se creó una etiqueta que ha marcado tendencia a lo largo del día, se trata del hashtag #LópezDóriga con más de 10 mil menciones.

Como ocurrió con anterioridad, cuando anunció  el caso del supuesto primer fallecido por Covid-19 en México, López-Dóriga se adelantó a los hechos. Dijo que nuestro país ingresaría este jueves a la Fase 3, describiendo la misma como un “escenario epidémico”, donde el acercamiento social está totalmente restringido.

“La Fase 3 es un escenario llamado ‘epidémico’. Contempla miles de casos, con brotes regionales y una posible dispersión nacional. No hay saludos de beso ni abrazos. Todos los eventos son suspendidos en espacios abiertos o cerrados. Además hay suspensión de actividades en centros laborales”, describió Joaquín López-Dóriga en su columna.

Vicente Serrano del canal de Youtube Sin Censura lamentó que el comunicador ni siquiera ofrece disculpas cuando se equivoca.

El productor Epigmenio Ibarra se dirigió a Dóriga, pero también a Denise Dresser y otros comunicadores para que dejen de propagar información falsa.