El periodista Héctor de Mauleón llegó a comer a un restaurante de la colonia Condensa, en la Ciudad de México. Mientras él estaba dentro del local, afuera (en el cruce de las calles Francisco Márquez y Mazatlán), su escolta cuidaba el auto donde iban.

A eso de las 15:00 hrs. varios sujetos intentaron robar el auto del periodista (marca Mazada), y el guardaespaldas del periodista, al ver ello y aplicando protocolos de seguridad, abrió fuego. Mató a uno presunto asaltante y a otro lo dejó herido. Un tercer se dio a la fuga.  

Este hecho, que no fue en ningún momento una agresión hacia el periodista sino un intento de robo de su auto, fue manejado por varias personas como un atentado al periodista y a la prensa.

El caso más grave en la irresponsabilidad y desinformación fue el de Joaquín López Dóriga, quien afirmó en un tuit  (que luego borró) lo siguiente: “El tiroteo fue un intento de agresión al periodista Héctor de Mauleón, quien había recibido diversas amenazas de muerte”.

La desinformación sobre un hecho por parte de Joaquín López Dóriga.

Incluso, en el portal de López Dóriga, la nota (que aún no ha sido bajada de la web) fue titilada como “Frustran agresión al periodista Héctor de Mauleón”.

 

López Dóriga no fue el único que manejó irresponsablemente esta información. También lo hicieron varios medios, personas y bots, e incluso el hecho fue usado para golpear al Presidente Andrés Manuel López Obrador, pues Maulón es crítico de él y su gobierno.

El periodista Héctor de Mauleón.