Lo que no hizo Enrique Peña Nieto en cuatro años de su gobierno, Andrés Manuel López Obrador lo realizó en un solo día: firmó un decreto para crear una comisión que investigará el caso de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa. Además, se comprometió a incluir en la misma, a familiares de los normalistas, expertos y funcionarios de su nueva administración.

La comisión retomará el trabajo que hicieron la Procuraduría General de la República (PGR), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que fue expulsado por el Gobierno de Peña Nieto.

A más tardar, en 30 días comenzará a operar con el objetivo de resolver el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Con este acuerdo iniciamos el proceso de búsqueda de los jóvenes de Ayotzinapa. Con este decreto se ordena a todo el Gobierno, en lo que corresponde al Poder Ejecutivo, para que se preste todo el apoyo a ustedes, a la comisión, para llegar a la verdad. Todo el Gobierno va a ayudar en este propósito”, dijo el mandatario.

Andrés Manuel López Obrador firma el decreto para crear una comisión de la verdad del caso Ayotzinapa. Foto: Especial

Ante los padres de los estudiantes desaparecidos, López Obrador se comprometió a que “no habrá impunidad ni en este caso tan triste, doloroso, ni en ningún otro”.

El decreto ordena a las Secretarías de Estado a que trabajen en conjunto con dicha Comisión para “que contribuya al fortalecimiento del derecho de los familiares de las víctimas a la búsqueda de la verdad”.

El documento señala que la comisión estará integrada por los familiares de los estudiantes desaparecidos o sus representantes, sus abogados, un representante de las Secretarías de Gobernación, Relaciones Exteriores y Hacienda, así como expertos profesionales y técnicos que se requieran.

Andrés Manuel López Obrador con los padres y familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Foto: Especial

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación adelantó que la Comisión retomará el trabajo realizado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como la investigación que dejó “trunca” la PGR.

“Esclarecer el caso Iguala es el inicio de una política de Estado que coloca en el centro a las víctimas”, aseguró Encinas.

Según lo dispuesto por el Gobierno Federal, los miembros de la comisión y el Ministerio Público Federal tendrán libre acceso a las instalaciones donde se presuma que hubiesen estado los desaparecidos o los vestigios de ellos.

Andrés Manuel López Obrador con los padres y familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Foto: Especial

Una de las madres de los normalistas se encontraba presente en la firma que da origen a la Comisión de la Verdad. María Martínez, quien clamó al tabasqueño justicia y que no sea indiferente hacia el caso.

“(Pedimos) que nos saque de este basurero donde nos dejó Peña Nieto, con él no vimos avance”, dijo.

“Ayúdenos señor, no queremos que esto quede impune, que no quede como otros casos”, añadió.

Tras presenciar la firma de López Obrador en el documento, los padres de los normalistas gritaron la consigna que se repitió hasta el cansancio en el sexenio de Peña Nieto.

“¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!”.

Después contaron hasta 43.

Andrés Manuel López Obrador con los padres y familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Foto: Especial

Los padres y madres de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa señalaron que el decreto les da esperanza para encontrar a sus hijos, pero “la confianza se va a ir ganando conforme se avance en la búsqueda de la verdad”.

“No quiere decir que ya todo está resuelto, vamos a seguir empujando. Agradecemos al GIEI, a la CIDH, a su mecanismo de seguimiento y a la ONU”, dijo Carmelita Cruz, madre de uno de los jóvenes desaparecidos.

Por su parte, Vidulfo Rosales, el abogado de los familiares de las víctimas, celebró la firma que crea la Comisión de la Verdad. Resaltó que es una nueva etapa en la lucha y búsqueda de los 43 compañeros de Ayotzinapa.

“Se retomarán todas las líneas de investigación que el gobierno de Peña Nieto no quiso impulsar y que mantuvo estancadas”.

Andrés Manuel López Obrador con los padres y familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Foto: Especial

A su vez, Santiago Aguirre, subdirector del Centro de los Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, explicó que el decreto instruye a toda la administración federal a colaborar en el esclarecimiento de los hechos, pues el Gobierno Federal obstruyó el proceso en el pasado.

El documento también establece que la Secretaría de Relaciones Exteriores debe retomar la asistencia internacional, con la posibilidad abierta de que vuelva a participar el GIEI y la ONU, e instruye a la Secretaría de Hacienda para que aporte los recursos necesarios con el fin de que la comisión pueda llevar a cabo su labor.