Para protestar contra los niveles de violencia que hay en el país, la familia LeBarón y Javier Sicilia preparan una caravana contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador que inicie en Cuernavaca, Morelos y termine en Palacio Nacional, en la Ciudad de México.

A decir del activista, Julián LeBarón, se planea que la caravana arranque el próximo 30 de enero, jueves, para llegar a la Ciudad de México entre el sábado y el domingo.

Agregó que la idea es que la movilización se lleve a cabo en todas los estados del país, con el objetivo de protestar por los niveles de violencia en México.

“Queremos que se haga en todos los estados, que se haga con su gobernador. Hay que aprender a poner plazos de tiempo, porque sigue subiendo la violencia y necesitamos dejar esta práctica”, dijo.

Julián LeBarón, líder menonita. Foto: Especial.

Una vez que arriben a Palacio Nacional, se hará la petición de que se reduzcan, en un periodo de seis meses, el 50 por ciento de los homicidios que ocurren en un día.

“En principio, quisiéramos proponer que, en seis meses, se reduzcan a la mitad el número de mexicanos asesinados en un día. Yo creo que sí se puede hacer una reducción sustancial; es el gobierno del cambio y queremos ver cambios”, explicó.

Julián mencionó que se reuniría con Sicilia para “pulir” detalles de la fecha y la logística que llevaría la caravana.

El pasado mes de noviembre, el poeta y activista publicó a través de su cuenta de Facebook su intención de manifestarse para exigir la pacificación del país, luego de la masacre que vivió la familia LeBarón, en donde murieron nueve personas.

“Voy a caminar para pagar una deuda con Julián LeBarón que, con su dolor a cuestas caminó por las justicia, la paz y el sufrimiento de todas las víctimas de la nación, una deuda que crece en el país. Voy a caminar (pronto te diré el día) hasta el Palacio Nacional, hasta tu casa, la casa de todos, para cobrar el cheque que nos debes y el beso que me adeudas”, decía su mensaje.

Antes, Sicilia ya se había pronunciado en contra de la manera en la que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador había abordado el caso de la familia LeBarón, donde la mayoría de las víctimas fueron menores de edad.