Contactanos

 

Opinión

La política anticorrupción de AMLO y los “chivos expiatorios”

Desde que recuerdo, Andrés Manuel López Obrador ha dicho que uno de los más graves problemas de México es la corrupción.

Durante muchos años ha luchado contra este mal. Lo hizo en Tabasco, lo hizo cuando dirigió al Partido de la Revolución Democrática (PRD), lo hizo en la Ciudad de México y lo ha hecho desde la oposición, señalando los nefastos efectos que tiene la corrupción en México.

Evidenciar robos como el Fobaproa o la venta de los recursos naturales mexicanos, señalar el tráfico de influencias y combatir los fraudes electorales, la compra de votos, y un largo etcétera, han sido las formas en cómo AMLO ha luchado desde la oposición contra la corrupción.

AMLO cuando fue candidato en el 2000 por el PRD a la jefatura del Gobierno de la Ciudad de México. Foto: Especial

En su último libro, 2018. La salida. Decadencia y renacimiento de México, AMLO dedica más de la mitad del texto a explicar los efectos nocivos de la corrupción y a plantear estrategias para eliminarla.

Que AMLO haya nombrado a Irma Eréndira Sandoval Ballesteros en la Secretaría de la Función Pública es una señal positiva y evidencia la importancia que para el actual presidente electo tiene el combate a la corrupción. Y es que colocó en dicho puesto estratégico a una mujer académica especialistas en la temática.

Por eso resultan absurdas las críticas en contra de AMLO por una declaración sobre Rosario Robles, una declaración a la cual, muchos reporteros, sacaron de contexto.

Rosario Robles. Foto: Especial

Andrés Manuel mencionó que él no apuesta a los golpes espectaculares como camino para combatir la corrupción, pues como se han usado, no han servido de nada. La apuesta de AMLO es una política anticorrupción integral.

La explicación que dio AMLO en una charla con reporteros el sábado pasado (de donde salió la “polémica” declaración sobre Robles), fue sobre la corrupción, la mafia del poder, los arreglos que hay en esa mafia y el gran entramado que hay que ir deshabilitando para que se acabe.

En ningún momento AMLO dijo que Rosario no era culpable, y lo dejó claro: si hay un proceso en contra de la ex perredista (hoy peñista) será cosa del poder judicial, como corresponde. AMLO no es juez, será presidente.

 

En la política mexicana siempre ha habido chivos expiatorios (culpables o no) que supuestamente purifican a una administración cada inicio de sexenio, pero que en realidad lo único que han hecho es tapar el sol con un dedo. Es decir, esos “grandes golpes” no han servido de nada: son notas de unos días y ya. No modifican estructuralmente el problema de la corrupción en el país, que al contrario ha tendido a aumentar.

Y por eso Andrés Manuel explicó que él iba por una política seria, que atacara a la corrupción desde la raíz y no con chivos expiatorios que estuvieran en la cárcel unos años.

La política anticorrupción de “golpe espectacular” no ha implicado en el país un cambio y los gobiernos anteriores tienen ejemplos de ello (desde “La Quina” hasta “La maestra”).

Sorprende, pues, que muchos “analistas” serios estén ahora hablando de “los perdones” de AMLO a los corruptos, y de la falta de “claridad” en cuanto a la política para detener este mal en el país.

O son muy ignorantes esos analistas de lo que es y ha sido AMLO, o simplemente su odio les gana.

El chiste es acabar con la corrupción en el país. Y hacerlo, evidentemente, implica más que declarar que Rosario Robles es corrupta y estará en la cárcel. Esa política de chivos expiatorios (culpables o no) vía declaraciones petulantes no sirve ni ha servido. Y Andrés Manuel lo tiene claro.

Jorge Gómez Naredo
Escrito por

Profesor en universidad pública. Fundador, junto con Jaime Avilés y César Huerta, de la Revista Polemón.

2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Avatar

    Andrés Yáñez

    17 septiembre, 2018 at 6:22 pm

    El combate a la corrupción ha sido un reclamo permanente de la sociedad mexicana, incluso organismos internacionales han señalado hacia México como una de las naciones con mayor corrupción. Es un hecho que AMLO ha abanderado esta causa desde su posición de liderazgo político, pero ese no es el debate, sino la aplicación de la ley para erradicar ese cáncer.

    En ese sentido, quién podría aseverar que Robles es “un chivo expiatorio”, u otro de los que todos sabemos, sin que hayamos visto acciones contundentes de los órganos de impartir justicia. Todo ha quedado en fuegos fátuos- en ello le asiste la razón a Obrador-, no obstante votamos para que ahora sí, sin subterfugios, los corruptos rindan cuentas… Sea quien sea, desde Peña Nieto hasta abajo. Me parece que en esa retórica de “perdones sin olvido” se pretende un inaceptable borrón y cuenta nueva. Algo así como la sandez que le soltó Peña a los padres se los 43 jóvenes de Ayotzinapa: “ya demos la vuelta a la hoja”.

    Así no se hace justicia! Votamos por AMLO y, fundamentalmente, por un real cambio de paradigmas.

    Esperamos que rueden cabezas de los que se han enriquecido a costa de la postración de un pueblo. Antes de otorgar perdones a diestra y siniestra, por qué no se consulta a la población para saber si está de acuerdo o no?

    Hago la siguiente pregunta que puede parecer dura, pero dafo el tema de los perdones es muy pertinente: si AMLO hubiese perdido un hijo a manos de la delincuencia organizada su posición sería igual? Sinceramente, lo dudo.

    Para concluir, no pretendo polemizar con el director de Polemón, pero él tampoco puede hacer juicios de valor descalificando la opinión de otros. Con todo respeto.

  2. Avatar

    Ramón

    18 septiembre, 2018 at 5:27 pm

    La lucha contra la corrupción, debe de ser pareja, sea quien sea y sin importar el nivel de complicidad o autoría del complot.
    El hecho de que AMLO, la declare chivo expiatorio, ya contradice sus dichos de dejar en manos del poder judicial las investigaciones y aplicación de justicia, más aun minimiza la responsabilidad de la Robles.
    Lo que AMLO debe de tener en cuenta es que esperamos contundencia en este tema y sin lugar a suspicacias.
    El hecho de que la Robles, fuera parte del PRD en el distrito federal, igual que AMLO, se presta para que se intérprete como imparcial la actuación del futuro presidente.

Deja un comentario








Támbien te puede gustar

LMDP

La senadora del PAN, Xóchitl Gálvez intentaba hacer su show durante la comparecencia del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández en el Senado de...

LMDP

La historiadora Beatríz Gutiérrez Müller, quién es esposa del Presidente Andrés Manuel López Obrador, expusó el clasismo y racismo del comediante Chumel Torres después...

LMDP

El Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, llamó “corruptos” y en algunos casos “asesinos” a los firmantes de una carta que critica las aspiraciones...

LMDP

El líder del Frente Nacional Anti AMLO, Gilberto Lozano, reveló un audio en el que se escucha a Rafael Loret de Mola, reclamarle a...

A %d blogueros les gusta esto: