Acusada de ser la encargada de desviar más de 11 mil 224 millones de pesos en su paso por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga dijo tener  “las manos limpias y la conciencia tranquilla”.

Con el rostro desencajado, Rosario Robles escuchó atentamente los constantes reclamos de los diputados federales durante su comparecencia en el Congreso de la Unión y en una de sus replicas se dijo víctima de machismo tanto de los medios como de los actores políticos y la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Las bancadas de Morena y PT advirtieron que cuando arranque el próximo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, el 1 de diciembre, presentarán una denuncia por los desvíos millonarios atribuidos a Robles en sus gestiones al frente de ambas dependencias.

Los diputados le reclamaron se abstuviera de mentir y hacerse la víctima. La legisladora de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, le increpó lo siguiente:

“No nos equivoquemos. El sello es la corrupción. Duele porque mata, porque los recursos a programas sociales son desaparecidos y por las relaciones clientelares refuerza la pobreza. Hay desconfianza por el desvío de los 11 mil millones de pesos. Su gestión ha sido señalada por actos de omisión por la ASF”, dijo.

Rosario Robles rinde juramento durante su comparecencia ante la Cámara de Diputados. Foto: Héctor Tellez.

El PT entregó un documento a la Mesa Directiva de San Lázaro, para solicitar que la Cámara proceda penalmente contra Robles por “falsedad de declaraciones”.

Eres insensible, eres cínica y corrupta, siempre te acomodas con los gobiernos que enriquecen tu ego. Hoy, puedes seguir mintiendo en esta tribuna, pero a México no le mientes. Debes estar en la cárcel pagando todo el daño que le has hecho a miles”, le dijo la petista Margarita García.

Mientras la retahíla de señalamientos continuaba, la titular de SEDATU, arengó a quienes le cuestionaban: “Que hagan su trabajo los medios (de comunicación) y las autoridades competentes, no hay una sola prueba que vincule a los funcionarios de SEDATU y SEDESOL, si hay una prueba seré la primera en pedir un castigo”.

Rosario Robles. Foto: @Mx_Diputados

Uno de los cuestionamientos más recurrentes que le hicieron a Robles Berlanga fue sobre los señalamientos de que la SEDESOL y la SEDATU hicieron pagos en efectivo que permitieron desvíos millonarios.

Leticia Gómez, del PVEM, preguntó si hubo contratos con universidades y sistemas de radio y televisión públicos, sin licitación y sin verificar que se subcontratara a empresas fantasma.

La funcionaria reiteró que en SEDATU no se firmó ningún contrato con las empresas que le han señalado, sólo convenios con universidades públicas.

“Aquí están las auditorías, lo investigado por la PGR. Son observaciones que se solventan. Como lo ha señalado el auditor, en ningún momento se hacen observaciones personales. Quiero insistir en lo que se ha hecho: los recursos se han ejercido para quienes menos tienen. Los subsidios para la vivienda se daban para los que tenían 5 salarios mínimos, pero se decidió que tendrían un carácter progresivo y se entregarán a los que menos tienen, que ganan 2.8 salarios mínimos para abajo”, insistió.

Foto: Especial.

Ante su argumento de que era víctima por su condición de género, Martha Tagle le reviró:

“No te equivoques Rosario, no hay que seguir tapando a esta red de corruptos. No te equivoques, Rosario, porque esa red de corrupción de la que formas parte, en algún momento van a rendir cuentas y no será en una comparecencia, sino cuando estén en la cárcel, solo en ese momento vamos a acabar con esa red de corrupción. No ha habido generosidad con el género, hay simulación porque la violencia de género aumentó más que ninguna otra, porque los cuartos rosas no han resuelto los problemas y porque esas mujeres han votado por algo diferente. Ojalá este gobierno que entra haga rendir cuentas al gobierno que sale”.

Olga Guerra, de Encuentro Social, —al igual que el priísta Eduardo Sosa— trató de rescatarla del vendaval de cuestionamientos al que estaba siendo sujeta y le pidió un informe de los supuestos avances que ha tenido su dependencia. El momento de tregua terminó cuando Jorge Carmona, del PRD, el ex partido de Rosario, le cuestionó sobre los folios duplicados en los afectados por los sismos en Chiapas y Oaxaca, sobre los desvíos; le pidió aclarar el destino del dinero para los pobres del país.

“Conozco a Rosario Robles desde que estaba en el PRD y ahí nunca se victimizó. Siempre como ser humano entró al debate y nunca dijo que era víctima de la misoginia. Hoy, con otro camino, se enriqueció desde el ejercicio de gobierno y desde que se vinculó a Carlos Ahumada. De ahí no ha parado”, dijo por su parte el coordinador de los diputados del PT, Gerardo Fernández Noroña.

Señaló que ella era una protegida de Carlos Salinas y que por eso llegó a la Cámara Alta con “prepotencia y arrogancia a mentir” y dijo que esta era la peor comparecencia.

“Me da mucha tristeza ver a Rosario tan envilecida. Como ex compañera me pesa mucho el papel deleznable que juega”, agregó.

El diputado de Morena, Javier Hidalgo Ponce, le recordó a Robles Berlanga que inició su trayectoria política en la izquierda, al lado de Cuauhtémoc Cárdenas, luchando por la construcción del PRD como una opción democrática contra el régimen del PRI.

“Rosario, tú y yo nos conocemos, desde las 70 y los 80, cuando protestar costaba la vida por la guerra sucia. Fuimos con Cárdenas y el Frente Democrático, luego del gran fraude fuimos a la fundación del PRD y sufrimos el asesinato de muchos compañeros. En el 97 festejamos el triunfo electoral en la Ciudad. Voté por ti para que fueras Jefa de Gobierno y luego por hacerte presidenta del partido que fundamos. Jamás imaginé que fueras capaz de participar en los video escándalos y en el desfalco, eso fue una traición al movimiento, a tu familia y a ti misma, que tanto habías luchado por cambiar el país”, dijo.

En respuesta, Rosario aseveró que sigue siendo la misma mujer que conoció, pero que “tuvo la oportunidad gracias al presidente Peña Nieto, de hacerlo desde dos instituciones que tienen que ver con los que menos tienen”.

Y continuó defendiéndose: “que se me investigue hasta por debajo de las piedras”, dijo en múltiples ocasiones. “Se ha establecido un juicio a priori, cuando no hay ninguna denuncia en contra”, expuso en una de sus intervenciones.

“Yo no acepto bajo ninguna circunstancia que las universidades hayan sido cómplices de un esquema de triangulación de recursos. No lo acepto, nadie lo ha probado y si hubiera algún funcionario de Sedesol, de Sedatu o de las universidades, tendrán que responder. pero acusar a nuestras universidades de educación pública desde la izquierda, no tiene vocación democrática” expresó con una voz fuerte y clara.

Al final, después de 7 horas de comparecencia, Rosario Robles salió del Congreso escoltada por los diputados del PRI, tal y como llegó, defendiendo hasta el último minuto al gobierno de Enrique Peña Nieto, a pesar de haber formado parte durante una etapa de su vida de la izquierda que hoy llega al poder.