La depresión en México es un problema real que va en aumento. Actualmente, ésta es la principal causa de discapacidad para las mujeres y la novena para los hombres y, según expertos, podría estar asociada a variaciones en tres genes que, hasta ahora, sólo han sido encontrados en nuestra población.

Lo anterior fue descubierto gracias a una investigación realizada en el Centro Médico Nacional (CMN) 20 de Noviembre del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hasta una tercera parte de las personas mayores de 12 años de edad ha presentado síntomas de depresión, de los cuales 10 por ciento vive con tristeza profunda todos los días.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que la alteración mental es frecuente y afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo, por lo que además de ser la principal causa de discapacidad, contribuye a la carga de enfermedad.

Cuando la depresión alcanza sus niveles más altos puede ser causa de suicidio. De acuerdo con las cifras del Inegi, en 2016 fueron 6 mil 370 personas las que se quitaron la vida en nuestro país.

Es común que a tristeza profunda -la manifestación más visible de la depresión- se relacione con las dificultades que los afectados han enfrentado en la vida, pero, según el ISSSTE, los médicos detectaron que quienes cuentan con mejores condiciones de vida tienden a caer en depresión, mientras que quienes tienen alguna desventaja social y económica, tienden a mantener un buen estado de ánimo.

En México se investigan los genes que causan depresión

En entrevista con el diario La Jornada, Luz Berenice López Hernández, jefa de la Unidad de Investigación Biomédica, indicó que el trabajo de investigación se realiza utilizando un secuenciador IONS5, comprado por el instituto en 2016.

Agregó que son pocos los genes que en otros países se han relacionado con el trastorno mental. El tradicional y más estudiado es el que se encarga de llevar la serotonina y, cuando falla, es que aparecen los síntomas de la depresión, por lo que para controlarlo existe una amplia gama de medicamentos.

No obstante, explicó, hay otros genes que en el CMN 20 de Noviembre han identificado gracias a una secuenciación masiva.

Tras investigar  durante dos años a 150 personas las posibles variaciones en los genes que pudieran asociarse con episodios frecuentes de depresión, los doctores Christian Toledo Lozano y Froylán García Martínez concluyeron que entre seis y 15 alteraciones están en los genes BDFN, MTHFR y MAOA, mismos que podrían ser causantes de depresión.

El BDFN, por ejemplo, tiene la función de mantener las neuronas estructuralmente sanas y funcionando; por su parte, la MTHFR regula las funciones del organismo y está influenciada por el medio ambiente.

Finalmente, la MAOA se encarga de la degradación de la serotonina, pero en exceso ocasiona la eliminación del neurotransmisor, por lo que puede ocasionar síntomas de depresión.