Mientras el estado de Jalisco vive una escalada de violencia, su gobernador Enrique Alfaro Ramírez, se encuentra de gira en la ciudad de Chicago, Illinois en Estados Unidos.

Este viernes por la mañana se desató una balacera en el fraccionamiento Jardines del Edén, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, del que Alfaro Ramírez fue alcalde hace casi 10 años.

En el tiroteo murieron dos presuntos delincuentes, dos policías estatales y tres personas resultaron lesionadas, además de que se detuvieron a otras cinco, de acuerdo con la Fiscalía General de Jalisco. 

Los hechos ocurrieron cuando un elemento de la Fiscalía del Estado de Jalisco fue asesinado en el lugar, mientras llevaba a su hijo a la escuela.  El menor resultó lesionado en una de sus extremidades y posteriormente fue trasladado por una ambulancia aérea.

La esposa del elemento abatido llamó a las autoridades después de que se registrara la agresión, y momentos después, inició una balacera a tres calles de donde ocurrió la agresión. Sujetos armados se refugiaron en el interior de una vivienda y dispararon contra los policías.

Debido al arsenal con que contaban los presuntos delincuentes, se requirió del apoyo de elementos de Reacción Inmediata de las Comisarías Conurbadas, e inclusive del Ejército Mexicano. El enfrentamiento fue transmitido en tiempo real por algunos medios de comunicación. Durante el enfrentamiento se escucharon fuertes detonaciones.

Mientras eso ocurría, el gobernador de Jalisco envió un mensaje a través de sus redes sociales. Reclinado en un escritorio, trató de calmar a la  población jalisciense.

La casa en que se refugiaron los civiles armados que se enfrentaron a la policía quedó agujerada.

En días pasados se acusó a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, como una inepta para contener la violencia.

Un día sí y el otro también, con una intensa campaña, varios medios de comunicación nacionales atacan a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, mostrándola como la inepta gobernante de la entidad más violenta del país.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. Foto: Especial

Sin embargo, la Ciudad de México está muy lejos de figurar como la entidad más violenta del país.

En los primeros 20 días del mes de junio, Jalisco se colocó a la cabeza como el estado más violento de la República Mexicana con 162 homicidios dolosos, por encima del Estado de México que reportó 157 asesinatos, y Baja California 141. Le sigue el estado de Guanajuato con 140, Michoacán con 123, y Chihuahua con 105.

Muy por el contrario de lo que se ha difundido en contra de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaumla Ciudad de México sólo registró 70 homicidios dolosos.

Las cifras son extraídas del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que diariamente registra en su portal de internet el número de homicidios que son reportados por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Secretaría de Marina (SEMAR) y la Procuraduría General de la República (PGR). 

Febrero fue el mes más violento en Jalisco al registrar 200 homicidios. Foto: Especial.

La Ciudad de México y el estado de Jalisco tienen prácticamente la misma población, con poco más de 8 millones de habitantes en cada entidad. En términos de comparación,  por cada homicidio que ocurrió en la capital durante los días mencionados, en Jalisco la cifra fue de  2.3, casi el triple de asesinatos. 

Jalisco es gobernado por el emecista Enrique Alfaro Ramírez, quien en repetidas ocasiones ha señalado que la violencia en el estado es causada por enfrentamientos entre bandas rivales del crimen organizado, y ante la falta de una estrategia para combatir la inseguridad, ha optado por justificar que se“matan entre ellos”.

“Hay que entender qué tipo de violencia se está dando. Las ejecuciones que se están dando como parte de las disputas del crimen organizado, son un tema que genera un ambiente de violencia, sí claro, pero se están matando entre ellos. Esa es la realidad de la enorme mayoría de las ejecuciones que hay en Jalisco; la enorme mayoría, más de 90 por ciento”, dijo el mandatario el  pasado 2 de enero, apenas un mes de haber asumido el cargo.

Pese a esta situación, el gobernador de Jalisco no recibe ningún tipo de cuestionamiento por parte de la prensa nacional, ni de los opinadores, para quienes lo que sucede en esta entidad, pasa totalmente desapercibido.

No mencionan, por ejemplo, que Jalisco es la cuna del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) clasificado por la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) como el más peligroso del país, y uno de los cinco grupos delictivos transnacionales más peligrosos del mundo que ha expandido su presencia a la Ciudad de México, donde libra una batalla para apoderarse de amplias zonas que van desde Polanco hasta Ciudad Satélite. 

El lunes pasado, Enrique Alfaro Ramírez aseguró en su cuenta de Facebook, —pese a los datos nacionales que muestran lo contrario— que su estrategia de seguridad implementada durante los primeros meses de su gobierno “ha dado resultado”, y que los actos violentos que se desarrollan principalmente en la zona metropolitana de Guadalajara obedecen a  “cambios” entre los mandos de la delincuencia organizada.

Alfaro Ramírez se ha caracterizado durante su mandato por reaccionar de forma tardía a desastres de orden natural y actos de violencia, para darle prioridad a sus hobbies y “su familia”.

Cuando se desbordó el río Apango en el municipio de San Gabriel, el pasado 2 de junio, dejando un saldo de cinco muertos, vehículos arrastrados por la corriente y viviendas derrumbadas, el gobernador de Jalisco brilló por su ausencia en los siguientes días.

Deslave del río Apango en San Gabriel. Foto: Especial.

Se esparció el rumor de que Alfaro Ramírez había viajado a Madrid, España para ver la final de la UEFA Champions League que disputaron Liverpool y Tottenham el 1 de junio, justo un día antes de que ocurriera la tragedia en San Gabriel.

La Dirección de Comunicación Social del Gobierno de Jalisco no supo informar en donde estaba el gobernador y el propio Alfaro tampoco desmintió la versión.

Por si esto fuera poco, el pasado sábado, en calles del barrio de San Juan de Dios, un elemento de la Comisaría de Guadalajara fue asesinado a bordo de su patrulla cuando realizaba el traslado de una mujer que había sido liberada de una casa de seguridad en Tlaquepaque; la mujer, presumible objetivo del ataque, también falleció.

De acuerdo con las primeras investigaciones, fueron los mismos captores de la mujer quienes interceptaron a las víctimas a bordo de dos vehículos, un VolksWagen tipo Vento y una motocicleta Pulsar, y los atacaron a balazos.

El policía de nombre Francisco Padilla Hernández estaba a 22 días  de jubilarse, de acuerdo a la versión de sus compañeros.

Ante los reclamos de los ciudadanos, los emecistas no han hecho otra cosa más que despotricar y culpar a las propias víctimas. El último episodio, lo protagonizó el diputado de MC, Jonadab Martínez, miembro además de la Iglesia de la Luz del Mundo.

A través de su cuenta de redes sociales, incitó a la población a enlistarse en las filas de la policía de Guadalajara.

https://twitter.com/JonadabMartinez/status/1140101902505525249

Por supuesto, la reacción del diputado fue respondida con sorna. Ana Laura Chávez, ex funcionaria del gobierno de Aristóteles Sandoval en el sexenio anterior le respondió siguiente:

Otro usuario de plano le pidió que mejor renuncie.

Ante el clima de violencia, los ciudadanos ven en el gobernador de Jalisco muestras de indiferencia y frivolidad.

La gira que realiza por Chicago, coincide con la vuelta a los escenarios de la legendaria banda de rock  The Rolling Stones, que tocará este viernes por la noche en el Soldier Field de dicha ciudad,  luego de que  pospusiera su gira por América del Norte porque el líder Mick Jagger necesitaba tratamiento médico. Un segundo show está programado para este martes.

Corre otra vez el rumor, de que Alfaro Ramírez cuadró las fechas de su gira para asistir al concierto.