Petróleos Mexicanos (Pemex) logró el pasado jueves 12 de septiembre la colocación de bonos por 7 mil 500 millones de dólares en el mercado internacional, sólo un día después de que el Gobierno de México inyectara liquidez por 5 mil millones de dólares para el refinanciamiento de su deuda.

Gracias a la gran demanda de los inversionistas, fue posible disminuir de forma considerable el costo de financiamiento que inicialmente había sido anunciado.

Así, esta transacción se convirtió en la más grande en la historia de la compañía, así como una de las mejor recibidas en el mercado.

Dichos recursos serán aprovechados para el refinanciamiento de sus pasivos, por lo que no representarán crecimiento en los saldos de la deuda.

Foto: Especial.

De acuerdo con un comunicado emitido por Pemex, la demanda total fue de 38 mil millones de dólares, es decir la mayor registrada para una emisión de la petrolera, lo que significa además una sobresuscripción de 5.1 veces el monto total colocado.m

En la operación se incluyeron bonos de referencia a siete, 10 y 30 años con las siguientes características:

  • Un tramo de mil 250 millones de dólares a siete años, con un rendimiento de 7.7 por ciento.
  • Un tramo por 3 mil 250 millones de dólares a 10 años, con un rendimiento de 6.85 por ciento.
  • Un tercer tramo por 3 mil millones de dólares a 30 años, un con rendimiento de 7.7 por ciento.

En los movimientos participaron principalmente inversionistas de Estados Unidos, Europa, Asia, Sudamérica y Medio Oriente.

Los agentes colocadores fueron:

  • JP Morgan
  • Goldman Sachs
  • HSBC
  • Citigroup
  • Crédit Agricole CIB
  • Mizuho Securities
  • Bank of America Merril Lynch

Próximamente se darán a conocer los resultados de la recompra y del intercambio de bonos que forman parte de la operación, una vez que se definan las condiciones finales de dichas ofertas y conforme a los requisitos legales correspondientes.

Con esta respuesta del mercado queda claro que los inversionistas entregan su confianza en Pemex, así como a su estrategia operativa y de negocios.

La segunda del año

Esta fue la segunda operación importante que ha colocado Pemex en lo que va del año para el refinanciamiento de su deuda.

En junio pasado ya se había realizado una por 8 mil millones de dólares, cuando Pemex firmó el acuerdo final para el refinanciamiento de su deuda bancaria.

La renovación de estos créditos bancarios es de vital importancia para la estrategia financiera de Pemex, pues se garantiza su liquidez y se fortalece su posición financiera.

Además, permite a Pemex continuar con el manejo prudente de sus finanzas, cumpliendo con su compromiso de no incrementar la deuda.

La operación bancaria de junio pasado permitió incrementar en 750 millones de dólares la disponibilidad de recursos en las líneas de crédito revolventes en dólares.

Lo anterior permitió a Pemex contar con líneas sindicadas para administración de liquidez por un total de 7 mil 450 millones de dólares y 29 mil millones de pesos.

Al primer semestre del año, la deuda de Pemex es de 104 mil 400 millones de dólares, aunque prevé lograr un equilibrio presupuestario en 2021 e incrementar la producción a niveles promedio de 2 millones 697 mil barriles diarios en 2023.

Entre 2022 y 2024 se contempla la reducción gradual de la deuda, a partir de los mayores flujos financieros derivados del incremento e la producción de petróleo.