Pese a reconocer el hundimiento del suelo en el Lago de Texcoco, el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), concluyó que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es factible, por lo que recomendó al Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador continuar con el proyecto.

El CICM junto a la Academia de Ingeniería de México (AIM) y la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros (UMAI) dieron su aval y determinaron que “la solución factible, viable y confiable es continuar con la construcción del actual aeropuerto de la Ciudad de México”, según las palabras de Ascensión Medina Nieves, presidente del CICM.

Para el CICM, el principal reto a superar en la construcción del Nuevo Aeropuerto es el hundimiento del suelo, lo cual puede resolverse dándole un constante mantenimiento.

Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Foto: Especial

De acuerdo con José Albarrán, presidente de la AIM, la opción de que operen los dos aeropuertos es poco atractiva y de alto riesgo para el país, por lo cual desde su percepción es mejor seguir construyendo el NAIM  si esto se realiza en el menor tiempo y costo posible.

“El proyecto de dos aeropuertos es poco atractiva, es de alto riesgo y elevado costo. Por tanto se deben resolver los problemas que tiene el proyecto de Texcoco y seguir adelante con la obra” indicó Albarrán.

Sobre la alternativa propuesta por López Obrador de construir un aeropuerto en Santa Lucía, el dictamen de los ingenieros expone que no cuentan con la información suficiente sobre el uso de suelo, las condiciones geográficas y el financiamiento, pues lo único con lo que se cuenta es un proyecto conceptual. En cambio, el Nuevo Aeropuerto ya está en construcción.

Imagen de cómo se vería parte del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía Fuente: Especial

El dictamen fue recibido por el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, quien dijo que la información será analizada y dada a conocer a los ciudadanos a través de internet el próximo domingo 8 de septiembre.

Además, Jiménez Espriú indicó que el avance en la construcción del Nuevo Aeropuerto no es del 33% como se había dado a conocer hace unos días, sino de apenas un 20 por ciento.

“Debo decir que hay algún ajuste, porque en las últimas reuniones que hemos tenido con el grupo de Parsons (gerente del proyecto), nos han aclarado, ya afinando el lápiz, que el avance es solamente del 20 por ciento y no del 31 o del 30 por ciento”, dijo el virtual funcionario del gobierno de López Obrador.

Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Foto: Especial

El 17 de agosto, el Presidente electo y su equipo presentaron un dictamen con los pros y contras de las dos opciones para solucionar el problema de saturación aérea e indicaron que en las siguientes semanas se presentarían todas las opiniones con el fin de que la ciudadanía pudiera elegir la mejor opción en la consulta que se realizará el 28 de octubre.