Hasta hace dos años, cuando el diario The New York Times comenzó a rastrear a la organización Hijos de Salinas, De la Madrid y Fox, ligados a secta NXIVM, salió a la luz pública el nombre de Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente de México, Carlos Salinas de Gortari.

Hace unas semanas —como parte de las audiencias del juicio— se descubrió el nombre de Rosa Laura Junco, hija de Alejandro Junco de la Vega, el dueño del Grupo Reforma quien se ha enfrascado en una batalla con el presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de sus publicaciones.

El diario estadounidense The New York Times reprodujo las palabras de Lauren Salzman, quien ha testificado en el juicio: “Rosa Laura Junco compró una «casa de hermandad» para los miembros de primera línea en la ciudad de Waterford, cerca de Albany”.

La testigo señala que en el inmueble, miembros de NXIVM celebraron reuniones frecuentes, se desvestían para tomarse fotos desnudas en grupo y luego las enviaban a Raniere.

Ambos personajes (Emiliano y Rosa Laura) que pertenecen a la élite de familias mexicanas no son los únicos que están ligados a la secta de Raniere. Los nombres se siguen destapando y de acuerdo con una columna de Salvador García Soto, publicada en El Universal, la secta tuvo el respaldo de los Salinas.

Cecilia Salinas, hija del expresidente Carlos Salinas. Foto: Especial.

Fue así que Cecilia Salinas, hermana de Emiliano, también se involucró con la secta; además de ellos, los hijos del expresidente Miguel de la Madrid, Enrique, Miguel, y Federico formaron parte de la secta, junto la esposa de este último Fabiola Sánchez.

Le siguen Alejandra González Anaya, hermana del exsecretario de Hacienda, José Antonio Anaya y Ana Cristina Fox, hija del expresidente Vicente Fox; las hermanas Carola, Loreta y Jimena Garza Dávila, empresarias de Nuevo León.

Ana Cristina Fox, hija del expresidente Vicente Fox. Foto: Especial.

También se encuentran tres hermanas mexicanas de las que ahora sólo se conoce su nombre: Camila, Daniela y Mariana Fernández, quienes se habrían mudado con sus padres a Estados Unidos en 2005 con el único fin de “unirse a los cursos de autoayuda que impartía NXIVM en Albany”.

Lauren Salzman, una de las testigos en contra de Raniere, dijo ante la corte que mantuvo encerrada a Daniela entre el 2010 y 2012, debido a que cometió el error de fijarse en otro hombre y cortarse el cabello, faltando a las reglas del líder de la secta sexual.

Emiliano Salinas, a lado de su esposa, la actriz Luwika Paleta. Foto: Especial.

Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari; junto con Alejandro Betancourt manejaban Executive Success Program y otras filiales empresariales desde donde se administraban negocios de la secta que iban desde escuelas hasta servicios de apoyo a turistas , a través de un fondo Moneyback, que llegó a trabajar con la Secretaría de Hacienda en el sexenio de Peña Nieto.

Apenas su nombre saltó a la luz pública, Salinas Occelli renunció al cargo. Aún no se sabe si la justicia norteamericana lo llamará a juicio, lo mismo que a Rosa Laura Junco.

Grupo Reforma se ha mantenido en silencio absoluto sobre el caso que involucra precisamente a la hija del dueño de uno de los diarios más conservadores de México, y ello no ha pasado desaparecibido para la comunidad de tuiteros.