El hijo del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, Luis Felipe Calderón Zavala, así como el líder de los senadores del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, y Aurelio Nuño, extitular de la Secretaría de Educación Pública, estarían detrás de las granjas de bots asociadas al uso de hashtags #PrensaProstituida, #PrensaSicaria y #PrensaCorrupta el pasado 31 de octubre, después de la conferencia matutina en donde Andrés Manuel López Obrador se confrontó con la prensa, luego de que los reporteros exigieran más datos sobre el operativo fallido de Culiacán.

Lo anterior fue confirmado por Alejandro Mendoza Álvarez, titular de la Unidad de Información, Infraestructura Informática y Vinculación Tecnológica de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSPC).

Ante la difusión del caso, el expresidente Felipe Calderón  Hinojosa estalló en cólera, y mucho antes de que terminara la conferencia matutina del tabasqueño en Palacio Nacional,  escribió en su cuenta de Twitter que lo dicho por el mandatario son calumnias.

Además, consideró que el estudio dado a conocer muestra que los ataques a la prensa fueron soportados por más de 25 por ciento de bots. “Y en lugar de reconocerlo hace una calumnia sobre mi hijo”, publicó el ex panista.

Margarita Zavala también se pronunció al respecto en su red social, donde pidió a López Obrador que “no utilice” a su hijo “para esconder su fracaso”.

Ante los reclamos de Felipe Calderón y Margarita Zavala, el presidente fue cuestionado y respondió:

“Aquí se acordó hacer investigación sobre el tema, fue de dominio público y no me voy a reservar nada, si lo hago van decir que estamos ocultando. Es transparencia, y el que no quiera ver visiones que no salga de noche”.

Andrés Manuel aclaró que no  presentará ninguna denuncia por el uso de las tendencias para atacar a la prensa, sin embargo, precisó que lo puede hacer cada persona si está de por medio la honra.

“No, no va a haber denuncia. Eso sí se los aclaro. Aquí libertad de expresión, de manifestación, sólo que estuviese de por medio la honra y eso lo tendría que hacer cada persona, cada ciudadano, pero que podamos todos manifestarnos, que haya derecho de réplica”, informó desde el Salón Tesorería.

Las respuestas de internautas a Calderón y Zavala no se hicieron esperar y los tundieron por el comportamiento de su vástago.

De acuerdo con Alejandro Mendoza Álvarez, la conversación en redes sociales con las etiquetas #PrensaSicaria, #PrensaProstituida y #PrensaCorrupta detonó inmediatamente después de la conferencia mañanera del 31 de octubre, “cuando el Presidente cuestionó la responsabilidad de los medios de comunicación en cuanto al compromiso con la veracidad de la información que se maneja”.

Los resultados del análisis arrojaron que “el mayor número de intercambios de tuits se expresó a través de los hashtags #PrensaProstituida, #Prensa Sicaria y #PrensaCorrupta”.

“En el intercambio total de tuits el 21.60 por ciento fueron mujeres, 50.69 por ciento hombres y 27.71 por ciento indefinidos. El mayor volumen de conversación se dio en CdMx, Nuevo Leon, Sonora y Sinaloa. A nivel internacional destacan España, Chile”, indicó el informe.

Por otra parte, se detalló que “el número total de usuarios fue de 28 mil 161, menciones 130mil 562, de las cuales el 80 por ciento fueron retuits, alcance 34 millones 917 mil 808.

“A las 16.00 hrs del 31 de octubre se convirtió en trending topic, manteniéndose así hasta el 1ro de noviembre. Al día 3 noviembre bajó y dejó de estar esta conversación en el top ten. En el análisis de los mensajes predominó un sentimiento negativo contra la prensa del 70 por ciento, sentimiento positivo del 21 por ciento positivo y neutro del 9 por ciento. Del comportamiento sistemático de la estructura de redes se desprende que total usuarios el 73.83 por ciento correspondieron a personas reales, mientras el 26.14 por ciento a bots”.

AMLO destacó que las redes sociales son un factor que propició esta situación, principalmente debido a que se han convertido en un espacio en el que todas las personas pueden expresar sus ideas y criticar aquellas que con las que no convivan.

“Ya no hay ciudadanos imaginarios, ya la gente está más que despierta, y se tiene ese instrumento que antes no existía, que son las redes sociales, entonces cualquier cosa que la gente considera no adecuada a su criterio lo expone con libertad”, expuso.