El ganador del Óscar por Mejor Director, Alejandro González Iñárritu, ha regresado a México para realizar una película sobre la desaparición de 43 estudiantes ocurrida en Iguala, Guerrero, en 2014.

El doloroso hecho, que marcó la historia de nuestro país dejando ver la corrupción, el abuso de poder y la colusión entre las autoridades y el crimen organizado ya había sido retomado por el cineasta, a través del corto animado Arriba el Telón.

En 2018 también se unió públicamente a la causa #FiscaliaQueSirva, en la que se exigía una institución de justicia competente que fuera capaz de resolver lo acontecido con los estudiantes y con los miles de mexicanos que han sido víctimas del crimen organizado y la violencia en nuestro país, sin encontrar justicia.

Y, aunque hasta ahora ni González Iñárritu ni su agente han confirmado ningún detalle sobre el proyecto, son varios los medios de comunicación que han afirmado que ya se encuentra trabajando en este nuevo proyecto, e incluso afirmaron que había estado filmando en Xochimilco y Chapultepec.

Pronunciamientos sobre el tema

En 2014, cuando el mexicano recibía menciones y galardones por su película Birdman, declaró al noticiero Primero Noticias lo doloroso que era vivir aquel momento político tan tenso, donde era posible que unos jóvenes normalistas fueran desaparecidos y sus padres tuvieran que sufrir una desoladora incertidumbre.

“Me sumo a todos los mexicanos que estamos viviendo un momento crucial, un momento político, de cinismo que quizá lo sabíamos, pero cuando se hace evidente es mucho más doloroso y me sumo a ese dolor. Me causa una empatía enorme primero hacia los padres de los estudiantes, porque también soy padre, a nivel personal esa es la simpatía que yo siento, al imaginarme que eso le pueda pasar a mis propios hijos”, dijo.