Hoy Marcelo Ebrard Casaubón dio la postura oficial de México ante lo sucedido ayer en Bolivia, y afirmó que es un retroceso no sólo para ese país, sino para toda América Latina.

Reafirmó que para el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, ayer en Bolivia hubo un golpe de Estado, el cual violentó el orden constitucional de ese país.

También afirmó que hará valer “el derecho de asilo que México siempre lo ha promovido y ejercido”, y que Evo Morales será bienvenido en caso de que así lo desee.

Ebrard indicó que México solicitará una reunión urgente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y recriminó a ésta que “a pesar de la gravedad” de los hechos de ayer, haya guardado silencio. Y es que dijo que esta organización tiene como labor fundamental “proteger las libertades y la democracia”.

El canciller afirmó que estará al pendiente de lo que suceda en estos días en Bolivia. Explicó que como no sólo Evo Morales renunció, sino también ministros y legisladores, la constitución de aquel país no establece qué sucede en estos hechos. Igualmente, el canciller indicó que tampoco se contempla que el ejército obligue al presidente a dimitir. Ante ello, Ebrard dijo que México no verá con buenos ojos a un gobierno que no emane de un proceso democrático legítimo.

En Bolivia hay alrededor de 10 mil mexicanos, y la embajada mexicana allá estará al pendiente de los hechos, y prestará apoyo en todo momento.

Marcelo Ebrard dijo que lo sucedido ayer en Bolivia fue un retroceso no sólo para ese país, sino para toda América Latina.