La Secretaría de Relaciones Exteriores de México emitió un comunicado donde expresa “profunda preocupación” porque personal de servicio de inteligencia y seguridad de Bolivia espía y vigila excesivamente la residencia de la embajadora y la Embajada de México en aquel país.

“El Gobierno de México a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores expresa su profunda preocupación por la presencia excesiva de personal de servicios de inteligencia y de seguridad bolivianos que vigilan tanto la Residencia como la Embajada de México ante el Estado Plurinacional de Bolivia, desde el pasado 11 de noviembre”.

En el comunicado, el Gobierno de México hace un llamado al actual de Bolivia (emanado de un Golpe de Estado) a cumplir con el artículo 22 de la Convención de Viena, donde se establece que “los locales de la misión son inviolables”, y que no pueden ser “objeto de ningún registro, requisa, embargo o medida de ejecución”.

El Gobierno de México llama a las partes que integran al Estado Plurinacional de Bolivia para respetar y cubrir cabalmente las obligaciones del Estado boliviano respecto del artículo 22 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, que a la letra dice:

  1. Los locales de la misión son inviolables. Los agentes del Estado receptor no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión.

  2. El Estado receptor tiene la obligación especial de adoptar todas las medidas adecuadas para proteger los locales de la misión contra toda intrusión o daño y evitar que se turbe la tranquilidad de la misión o se atente contra su dignidad.

  3. Los locales de la misión, su mobiliario y demás bienes situados en ellos, así como los medios de transporte de la misión, no podrán ser objeto de ningún registro, requisa, embargo o medida de ejecución.

 

El comunicado concluye afirmando que confía en que el gobierno actual de Bolivia respetará “los inmuebles diplomáticos y se llevarán a cabo las medidas correspondientes para garantizar el resguardado y la protección de la integridad física del edificio de la Misión Diplomática tanto interior como exterior, así como los agentes diplomáticos acreditados”.

La embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, compartió en su cuenta de Twitter el comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

México otorgó asilo político a Evo Morales, después de que éste fuera obligado a renunciar por elementos del ejército. Asumió la presidencia, de forma ilegítima, Jeanine Áñez Chávez, quien en no pocas ocasiones ha criticado al Gobierno de México y a Andrés Manuel López Obrador por su postura política y por haber facilitado el asilo a Evo Morales.