El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa informó que habrá un incremento salarial para los servidores públicos que menos ingresos perciben dentro del Gobierno, y éste irá del 1 al 3 por ciento, para lo que destinarán 3,500 millones de pesos en este año.

Los aumentos se aplicarán a trabajadores de las dependencias que perciban menos de 200 mil pesos al año, después de impuestos, precisó.

Para los que ganan 100 mil pesos al año o menos van a recibir un incremento salarial de 3 por ciento, esto es 3 mil pesos. Mientras que los que ganen de 150 mil a 100 mil en el mismo periodo tendrán un aumento del 2 por ciento. Y los que ganen de 150 mil a 200 mil tendrán un incremento de 1 por ciento, es decir, mil pesos anuales.

“Se calculó en el presupuesto de egresos, previmos cuánto extra debemos pagar por el incremento de nómina. Entra en vigor más o menos en julio y se hace retroactivo en todo el año, tenemos una especie de guardadito para ahora que se venga el incremento”, explicó.

Por otra parte Urzúa dijo que se ha exagerado un poquito este tema, pues fue una reducción natural porque había mucha duplicidad de empleos.

“Se ha exagerado un poquito en tema de los despidos, se trata de una cantidad muy baja porque se trata sólo de funcionarios de mandos medios y superiores”, aseguró.

Se estima que, el recorte de plazas, incluyendo las de confianza, ascenderían a 200 mil personas.

Asimismo, Carlos Urzúa negó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) haya girado un documento a las dependencias de la Administración Pública Federal en la que se estableciera una disposición presidencial para proceder con la baja de los trabajadores contratados en diciembre del 2018.

Dijo que el oficio reitera la prohibición de contratos permanentes, pues recordó que antes de adoptar la medida, en México más de nueve mil delegaciones que funcionaban como extensiones de secretarías, dependencias y entidades administrativas; duplicaban funciones elevando drásticamente el gasto público.

Servidores de alto rango abusaron de la nómina del Gobierno Federal, dijo la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) María Luisa Alcalde, y fue por eso que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió reducir la nómina burocrática.

“La idea ha sido aplicar una política de austeridad que nos permita liberar fondos suficientes para los programas de bienestar, siempre respetando los derechos de los trabajadores”, apuntó la funcionaria.