Durante su más reciente visita a Oaxaca, el Presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que, al operar el programa de Construcción de caminos de acceso a las cabeceras municipales, bajo la organización comunitaria, se abren “frentes de trabajo” en comunidades indígenas, reactivando su economía.

Luego de supervisar el avance de la construcción de caminos, López Obrador explicó que si ese programa estuviera a cargo de contratistas o del propio gobierno “no hubiésemos avanzado ni un kilómetro”.

En su discurso, el Presidente se comprometió a pavimentar los 300 caminos a cabeceras municipales en Oaxaca, pero haciéndolo “de manera distinta, no con contratistas que hacen mal las obras”.

“Nada más pintan los caminos, una capita de asfalto, viene el agua y vuelve a quedar de terracería el camino y se llevan todo el dinero”, dijo.

Indicó que las autoridades de usos y costumbres, por ser “las más honestas de México”, manejan el dinero para la pavimentación de los caminos y se les entrega de manera directa aunque, confesó, que aún se está regularizando el procedimiento pues es un hecho inédito.

Explicó que la construcción de caminos no es “una gran ciencia”, pues no se usa maquinaria sofisticada sino sólo lo indispensable: pico, pala, revolvedora.

El tabasqueño usó como ejemplo la construcción de Monte Albán, al reconocer que los caminos son obras de arte y que quienes hacen las grandes obras en México y Estados Unidos son los trabajadores de la construcción de los pueblos indígenas mexicanos.

Dijo que otro de los objetivos de este programa es ayudar a los constructores, para que la gente no tenga necesidad de irse a buscar la vida a otras partes, sino “que pueda trabajar en sus comunidades, donde están sus familiares”.

“Eso es lo otro que inspiran estas obras y, además, que el beneficio quede en las propias comunidades. Si lo hace una empresa constructora a veces ni siquiera contratan a trabajadores de la comunidades donde están haciendo las obras, llevan hasta a los trabajadores de fuera; aquí no, aquí es con la gente de las comunidades y el beneficio se queda en las comunidades”, explicó.

Agregó que lo que se paga por la jornada de trabajo “ayuda a reactivar la economía regional porque se beneficia el de la tienda, porque ahí se va a comprar, no se va a el dinero a otras partes”.

120 km de carretera construidos

En el mismo evento, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, dio a conocer que el Programa de Construcción de Accesos a Cabeceras Municipales, que inició en diciembre de 2018 en 45 comunidades, ha construido más de 120 kilómetros de carreteras.

También dijo que se están construyendo 290 kilómetros más de caminos que se terminarán este año para cumplir los objetivos, y que “se han habilitado 465 cuadrillas, integradas por 4 mil 049 hombres y 556 mujeres”.

Debido al cumplimiento de los objetivos, añadió, se autorizó la construcción de otros 56 caminos para municipios de Oaxaca, con lo que se contempla pavimentar 350 kilómetros, para así cumplir con 5 mil 500 caminos al final del sexenio, beneficiando a 200 mil habitantes de 300 cabeceras municipales de la entidad.

“Cuentan con 397 revolvedoras, 56 apizonadores y 36 compactadores manuales, 50 vibradores, 11 cortadoras para concreto y mil 034 carretillas, pero sobre todo espíritu inquebrantable en Oaxaca”, indicó.