Elogio tras elogio, Vicente Fox reconoció el trabajo que hizo Genaro García Luna durante su sexenio, al crear la Policía Federal Preventiva, en una entrevista con el canal CNN, aunque añadió que “ya le perdió la vista”.

“Trabajó para mí hace más de 20 años… creó la Policía Federal Preventiva, hizo un trabajo maravilloso. Una Policía Federal Preventiva (PFP) profesional, seria, entrenada, capacitada que empezó teniendo grandes logros. Después ya le perdí la vista, más ya no tuve que ver”, declaró.

El ex mandatario aseguró que “si la insinuación es que yo haya tenido algo que ver con los dineros que se hayan hecho o corrupción, niego categóricamente cualquier relación con una cosa como esa”.

En la entrevista, el periodista Camilo Egaña preguntó a Fox si la Administración para el Control de Drogas (DEA) lo ha requerido para que dé información sobre García Luna, a lo que Fox respondió con una negativa rotunda.

“La DEA nunca me ha llamado ni como presidente, ni de no presidente, ni como ciudadano. Jamás he hablado directo yo con la DEA. Jamás”, dijo.

No obstante, esta no es la primera vez que se señala la relación entre Fox y García Luna, por supuesta protección al ex policía, y por nexos con el narcotráfico.

Antecedentes

A finales de 2019, Jesús “El Rey” Zambada, ex jefe de operaciones del Cártel de Sinaloa y hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, se presentó como uno de los testigos estrella en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán en Estados Unidos.

Bajo juramento, declaró que a principios de la década del 2000, él personalmente entregó 300 mil dólares al mes a militares y funcionario en México.

Agregó que el dinero fue a parar a manos de funcionarios a nivel estatal y federal, así como a miembros de la policía internacional, la Interpol, para recibir protección y que les dejaran pasar los cargamentos de droga.

El hermano de “El Mayo” también aseveró haber entregado 3 millones de dólares a funcionarios del Gobierno de Fox, mediante el titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Genaro García Luna, para que se nombrara a Norberto Vigueras Beltrán como jefe regional de la AFI en Culiacán, Sinaloa.

El caso se remonta a la fuga de “El Chapo” de la cárcel de Puente Grande, en enero de 2001. Desde entonces, los rumores que señalaban al gobierno de Fox de ser cómplices por permitir la fuga comenzaron.

Luego, cuando el colombiano Alex Cifuentes también fue llamado a declarar, volvió a mencionar el nombre de Vicente Fox, y agregó el de Enrique Peña Nieto.

Cuando en enero de 2019 CNN le preguntó al respecto, Fox dijo:

“Nunca se me acercó ningún criminal (…) Esta idea de pagarles a criminales para que suelten la sopa, para que tengan reducción de su tiempo en condena produce que el criminal diga mentiras y mentiras. Y entre más declaraciones escandalosas dé sobre dos ex presidentes más reducción tendrán. Entonces no se les puede creer”.

García Luna y el Gobierno de Fox

Genaro García Luna se incorporó en 1999 a la Policía Federal Preventiva (PFP), creada ese mismo año, y asumió el puesto de Coordinador de Inteligencia para la Prevención de dicha dependencia.

Posteriormente fue nombrado Director de Planeación y Operación de la Policía Judicial Federal, hasta que en septiembre de 2001 asumió como titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI).

Durante el sexenio de Fox, García Luna mantuvo una estrecha relación con Marta Sahagún, la primera dama, lo que le dio acceso total a la Residencia Oficial de Los Pinos.

La cercanía con Sahagún fue tal, que García Luna estaba involucrado en una de las empresas de Manuel Bribiesca, hijo de la ex primera dama.

Incluso, versiones periodísticas aseguran que Estados Unidos investiga a Fox por su presunta participación en una red de defraudación fiscal, tras recibir al menos 700 millones de pesos en cuentas bancarias vinculadas a Bribiesca.