En tan solo unos años, el ex secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, habría acumulado propiedades por casi 10 millones de dólares en los Estados Unidos, afirma la periodista Anabel Hernández en una columna escrita para el sitio en español de la radiodifusora alemana Deutsche Welle (DW).

Anabel Hernández hace una estimación con base en las propiedades que adquirió el ex súper policía de Calderón: un yate anclado en el anclado en el muelle privado de su residencia en Golden Beach, con valor de 700 mil dólares, una mansión de 3,3 millones de dólares y cinco lujosos departamentos que él y su esposa compraron en 2018 por 5,1 millones de dólares.

“Más lo que se acumule a eso. Porque me temo que, por mucho tiempo más, el caso del jefe policíaco mexicano acusado de tráfico de drogas y de haber trabajado durante 19 años para el Cártel de Sinaloa, seguirá siendo un escabroso ejemplo de la descarnada corrupción en México”, señala la periodista mexicana, radicada desde hace años en E.U.A.

La periodista precisa que  la Fiscalía de NY ya comprobó que la casa de Golden Beach, fue comprada a través de prestanombres, y de acuerdo a información que obra en su poder, asegura que el fiscal Michael Robotti,  quien encabeza la acusación del gobierno de Estados Unidos contra García Luna por tráfico de drogas y recibir sobornos del Cártel de Sinaloa, ya está harto  de que García Luna y su esposa Linda Cristina Pereyra mientan ante la Fiscalía y ante la Corte de Distrito Este de Nueva York, pues han comprobado que la residencia es suya y que fue comprada a través de dos empresas fachada creadas en Florida y Panamá.

Foto. Alfredo Estrella / AFP

La periodista, afirma, que no le parece extraño el comportamiento de García Luna, pues en los 16 años que estuvo al frente de la seguridad de México  “inventaba casos criminales, justificaba su corrupción y la de su equipo ensuciando a los demás. Mentía en declaraciones juradas ante la Cámara de Diputados. Mentía en sus declaraciones patrimoniales. Ocultaba sus propiedades a través de maniobras burdas”, dice.

Y resalta: “ordenó mi muerte porque no toleraba ser cuestionado”.

Según la  periodista, ya son varias ocasiones en las que García Luna ha caído en contradicciones. Primero dijo que había vivido durante cuatro años en la casa de Golden Beach sin pagar renta. Pero después, su propio abogado lo contradijo, diciendo al Juez que su cliente había pagado al menos cinco mil dólares de renta mensual.

“Así que al gobierno le gustaría escuchar la posición de la defensa sobre que el señor García Luna mintió en su declaración después del arresto…” protestó Robotti con firmeza.

La Fiscalía de NY también ha comprobado que García Luna viajó con su esposa e hijos a Florida a escoger personalmente la mansión y que posteriormente  en 2016  cuando fue vendida por 3,9 millones de dólares, el ex secretario de Estado recibió el dinero de la venta “aunque él y su abogado siguen asegurando ante la Corte que no es suya”.

Por su parte, la esposa del ex policía, Linda Cristina Pereyra,  también mintió a la Fiscalía. Dijo que el restaurante Oggi Café (Restaurants & Beverage Operator Los Cedros) , la primera empresa creada en Florida en 2011, cuando aún era funcionario en México, ya la habían vendido. Pero la Fiscalía habló con el propio contador del restaurante y con el gerente, y estos lo negaron, dijeron que aún es de su propiedad.

García Luna y su familia han dicho tantas mentiras que Robotti ya no le cree, prácticamente le llama mentiroso tres veces en la misma audiencia, expresa, y lo invita a explicar por qué mintió.

Estamos hablando de una cadena de mentiras, de falsedad en declaraciones, en la que García Luna incurre en la corte de Nueva York, y que, sin duda alguna, le ha complicado y le complicará aún más las posibilidades de hacer una negociación”, contó Anabel Hernández.

Para la periodista si un detenido miente en cosas elementales, pierde toda credibilidad.

Por suerte para García Luna, la pandemia del coronavirus puso en stand by el caso. La mala noticia para él es que la audiencia ya está programada para el próximo 4 de junio.