El panista Diego Fernández de Cevallos Ramos no oculta las diferencias que desde siempre ha tenido con Andrés Manuel López Obrador, y debido a ello, se dice listo para enfrentar cualquier adversidad, si es que acaso la Fiscalía General de la República (FGR) ordena detenerlo.

En una entrevista que concedió al periodista Ciro Gómez Leyva, el ex candidato a la Presidencia de la República en 1994, asegura en un tono retador que inclusive las autoridades se están tardando en aprehenderlo. 

El panista asevera: “no tengo nada que ocultar, no le debo nada a nadie, no le hago mal a nadie y por supuesto mi confrontación con el Presidente de México ha sido, es y será indiscutible, clara, sin concesiones”.

El tema viene a colación, luego de la aprehensión de Carlos Ahumada en Argentina por el presunto delito de defraudación fiscal correspondiente al 2011. El empresario  organizó, junto con Carlos Salinas de Gortari y Diego Fernández de Cevallos, los llamados “videoescándalos” para desestabilizar a Andrés Manuel López Obrador, quien en entonces era Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Los videoescándolos son una serie de filtraciones de videos en México, entre 2004 y 2005, en los que se ve a políticos recibiendo dinero de Carlos Ahumada. También se relaciona a ese escándalo el video de Gustavo Ponce Meléndez, Secretario de Finanzas del Distrito Federal con López Obrador, jugando en Las Vegas; o el de Jorge Emilio González Martínez, el “niño verde” del Partido Verde Ecologista de México, donde se le veía negociando un permiso municipal en Cancún para ceder una reserva ecológica a cambio de 2 millones de dólares.

Pero el mayor escándalo vincula al entonces presidente de la Asamblea Legislativa del DF, René Bejarano, cuando el panista Federico Döring filtró un video a la televisión donde Bejarano, recibe 45 mil dólares de Ahumada. Después se sabría que el empresario de origen argentino había acordado con Carlos Salinas de Gortari y con Diego Fernández de Cevallos la difusión de estos videos para afectar a López Obrador.

En tanto, el ‘Jefe Diego’ como se el conoce en el mundo de la política, ofreció entrevista a Alejandro Páez Varela y Álvaro Delgado Gómez, integrantes de Los Periodistas, programa de Radio Centro. A ellos, les dijo que sabe que corre riesgos, pero está dispuesto a afrontar “lo que venga”.

“Sé que corro riesgos por mi comportamiento frente al Presidente de la República, pero les digo que estoy dispuesto a lo que venga. Estoy preparado para pagar el precio por seguir siendo el mismo: un hombre que enfrenta la adversidad”, comentó.

“A estas alturas del naciente sexenio, nadie que tenga una neurona sana puede creer al Presidente que lo de él no es una venganza y que nadie está por encima de la ley, cuando es el primero en violarlas todas y faltar a su palabra. No le creo una sola palabra al Presidente”, abundó Cevallos Ramos.

–¿Cómo se prepara uno para enfrentar un Presidente, Diego?– cuestionó Páez Varela.

“Con serenidad. No miento. No calumnio. Lo hago por México. Si él es vengativo, no me quita el sueño. No me puede quitar López Obrador nada que no vaya a quitar la muerte”, respondió Cevallos.

Delgado Gómez y Páez Varela cuestionaron a Diego Fernández por su papel en los videoescándalos de 2004 y 2005.

“¿Por qué participar con Carlos Ahumada?”, le preguntaron. “Estaba a la vista en esos videos una sinvergüenzada, en la que participaban funcionarios del PRD. Para mí era importante que intervinieran las autoridades”, respondió Cevallos.

Las palabras del panista en contra del presidente de México retumbaron en distintos medios de comunicación, al punto de calificarlo como “un hombre enfermo” por someter a consulta ciudadana el enjuiciamiento de ex presidentes de la República.

“Pienso que ha llegado el momento en que todos nos demos cuenta de que ese comportamiento al que me refiero solo puede corresponder a un hombre enfermo, a un hombre que no sabe lo que trasciende de esas palabras, ni el daño que está haciendo con ello a México, ojalá sus colaboradores se lo hagan saber, porque el silencio de estos no se los perdonará el pueblo de México”, dijo al diario Milenio. 

Cevallos consideró que lo planteado por AMLO respecto al posible enjuiciamiento a expresidentes de México es “una perversidad mayúscula”.

“Estamos pues ante lo que fue primero la payasada de su dedito, aquello que usted recordará, ‘lo que diga mi dedito’, y ahora lo traslada a lo que diga el pueblo, pero estamos ante una conducta abominable que procede del presidente de México. Piense usted que no hallará en ningún país civilizado de la tierra, a un jefe de Estado que diga que la ley se aplicará si el pueblo lo pide, si los delitos se perseguirán solo si se lo pide su pueblo, esto solo en México se puede escuchar y lamentablemente se puede permitir”, expresó Diego Fernández de Cevallos.

Según el ex candidato presidencial del PAN y ex senador por este mismo partido,  las expresiones de López Obrador acaban con el Estado de Derecho cuando más falta le hace al país que todos se sometan a la ley.