Felipe Calderón está emocionado. En unos días saldrá a la venta su libro “Decisiones difíciles”, una especie de “memorias” de su paso como presidente de México.

Esta publicación, sin duda, es parte de una estrategia para “posicionarse”, ahora que su partido, México Libre, logre el registro ante el Instituto Nacional Electoral (como parece ser que lo hará).

La cuestión es que, el título del libro de Calderón no es nada inventivo, y en realidad es una copia del título del libro de Hillary Clinton, Hard Choices (que en español significa, precisamente, “decisiones difíciles”).

El libro de Hillary se publicó en 2014. Son las memorias de la ex candidata a la presidencia de Estados Unidos de cuando fue secretaria de Estado en la administración de Barack Obama.

El libro fue muy conocido, pues era una apuesta de Clinton para posicionarse en la carrera presidencial de 2016. Por ende, es imposible que Felipe Calderón o su editor no hayan conocido el título.

El libro de Hillary fue editado tanto en Estados Unidos como en los países de habla hispana por Simon and Schuster. La edición en español se llama Decisiones difíciles, y la portada es muy parecida a la del nuevo libro de Felipe Calderón.

Es decir, el ex mandatario se robó el título del documento de Hillary Clinton, sino también parte del diseño.

El libro de Calderón está editado por Debate, pertenecientoe al grupo editorial Penguin Random House.

Así lo anunció Twitter, y hasta hizo un “hastag” que nombró, con total desfachatez, #decisionesdifíciles: