Hoy, el ex presidente Felipe Calderón (que un día sí y otro también critica a Andrés Manuel López Obrador) escribió en Twitter que estaba ya montado en una avión en el aeropuerto de la Ciudad de México, y que no podía despegar porque “debemos esperar a que lo haga un avión ruso”.

Diez minutos después escribió de nuevo para “informar” que seguía sin despegar, e ironizó: “¿Le pueden decir a quién corresponda que liberen las pistas del aeropuerto? El pasajero ruso puede llegar a la hora que quiera sin perjudicar a los demás”.

Después de esto dijo que la espera que sufría en realidad un “problema de insuficiencia del aeropuerto”, lo cual, afirmó, no pasaría si el aeropuerto el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) no se hubiera cancelado. Y es que, según Felipe Calderón, “El de Texcoco ya estaría funcionando”.

Inmediatamente después, los usuarios de Twitter le mencionaron a Felipe Calderón que eso no era posible, pues el aeropuerto que canceló AMLO estaba contemplado para terminarse a finales de este sexenio o principios del próximo, es decir, entre 2024 y 2025 (si es que no había ningún atraso).

Esto es: es y era imposible que Texcoco estuviera operando en 2020.

Así pues, en dos tuits, Calderón demostró que es muy ignorante en eso de cuándo se iba a terminar el NAICM.