El peruano Ricardo Pablo Belmont Cassinelli atrajo los focos de atención este jueves durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador al cobijarlo de elogios por llevar a cabo una transformación en México, y enfrentarse al neoliberalismo.

“En mi país, el silencio ha sido cómplice para no destacar lo extraordinario, la gran transformación de cambiar la forma de pensar de un país, yo me siento emocionado, especial”, comentó Belmont Cassinelli durante su interacción con AMLO.

“Muy pocos hombres se atreven a enfrentarse al neoliberalismo, ¿de qué madera está hecho usted que lo convierte en la gran esperanza de Latinoamérica?”, le preguntó el peruano.

Ricardo Belmont Cassinelli no es cualquier personaje. Tiene 74 años y fue alcalde de Lima, —la capital de Perú— en dos ocasiones, de 1990 a 1992 y de 1993 a 1995. El peruano llegó al poder por el partido Movimiento Cívico Independiente OBRAS, una organización de ideología de izquierda que fundó en 1989.

El peruano comparó a los ‘fifís’ mexicanos con los ‘memeleros‘ de su país, quienes se comportan prácticamente de la misma manera.

Además de su actividad política, también se ha desempeñado como productor del canal 11 (RBC) y es accionista principal de esta casa televisora. Destacó como director del Instituto Peruano de Administración de Empresas (IPAE), de 1979 a 1981.

Belmont gozó de una tremenda popularidad como alcalde de Lima, lo que le valió lanzarse como candidato a la Presidencia de Perú, pero perdió ante el candidato del partido Cambio 90, Alberto Fujimori, quien actualmente se encuentra en prisión por violación a los derechos humanos durante su gobierno entre 1990 y 2000.

A sus 74 años, Ricardo Belmont puede presumir que ha hecho de todo: fue alcalde, aspirante a la Presidencia de Perú, congresista de su país, activista en pro de la niñez, y hasta youtuber, pues tiene un canal donde habla de la política de Perú y el mundo.  

Su trabajo le ha merecido recibir varios reconocimientos como la medalla y diploma “Ciudad de Lima” (1981); la “Medalla de Oro” – máxima distinción de “Rotary Club de Lima” (1984); los premios “Círculo de Periodistas de Espectáculo” como mejor animador y productor de televisión. (1984); y el “Premio “Jerusalén” (1993).